PUBLICIDAD  
  Venezuela, 1 de Noviembre de 2014

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
PASANTÍAS EN SERVICIOS ASISTENCIALES
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 >

Una experiencia concreta del modelo integración docente asistencial

Recibido para revisión: 15/02/2005
Aceptado para publicación: 04/03/2005

    María Olimpia Lockett Odontóloga. Magíster en Educación. Profesora Titular de tiempo completo en la Cátedra Odontología Integral Adultos. Coordinadora General del Programa de Pasantías. Directora de proyectos de investigación y trabajos de tesis. Directora de Proyectos de gestión institucional.
RESUMEN:
El PROGRAMA SISTEMÁTICO DE PASANTÍAS , se implanta en el ámbito de la Universidad Nacional del Nordeste en 1989, en la Facultad de Odontología con sede en Corrientes, Argentina. Esta modalidad surge en el marco de iniciación de las actividades de la Cátedra ODONTOLOGÍA INTEGRAL ADULTOS, dando respuesta a la necesidad de que los alumnos del quinto año de la carrera integren los conocimientos adquiridos y completen su formación integral, construyendo un saber acerca de las instituciones de salud pública en contacto directo con la realidad de los servicios asistenciales.

ABSTRACT:
The PROGRAM OF PASANTIAS, was implanted in the National North Este University in 1989, in Corrientes, Argentina. This form surface in the subject ADULT INTEGRAL ODONTOLOGY respond to the necessity of integral formation of university student and the integration knowledge acquirer in the course, constructing a health institution knowledge and health publics situation, in contact with the attendance reality.

RESUMO:
O PROGRAMA DE PASANTIAS, implantado na Universidade Nacional do Nordeste em 1989, em Corrientes, Argentina. Esta modalidade do formulário no ODONTOLOGIA INTEGRAL NO ADULTOS responde à necessidade da formação integral do estudante da universidade e do adquiridor do conhecimento da integração no curso, construindo uma situação dos públicos do conhecimento e da saúde da instituição da saúde, no contato com a realidade do comparecimento.


1. INTRODUCCIÓN
El objetivo central de este artículo es comunicar una experiencia concreta del modelo integración docente-asistencial (IDA) propuesto para la formación profesional en ciencias médicas en los países en desarrollo. El contenido. Su contenido no reviste características de un trabajo científico sino de divulgación de un modelo educativo, aunque fue objeto de estudio de una investigación realizada como tesis de la Maestría en Salud Bucal de esta Facultad, en el año 2001, que puede ser consultado en nuestra biblioteca y amerita una nueva publicación.

La propuesta tiene como eje central la interacción Universidad-Estado con la finalidad que los estudiantes universitarios construyan un conocimiento acerca de la realidad de los servicios asistenciales, la atención sanitaria, las necesidades de la población usuaria de esos servicios y, habilitar además un espacio para pensar políticas públicas con sentido social. Esto es doblemente válido, cuando los graduados toman como primer puesto de trabajo la atención sanitaria o acceden a cargos oficiales en distintos niveles de decisión gubernamental.

Representa una modalidad de aprendizaje que inserta activamente al estudiante en la realidad institucional del sector público convirtiéndolo en un alumno-trabajador que, paralelamente a su capacitación , desarrolla el sentido de la observación, del pensamiento crítico, un conocimiento del entramado de las organizaciones, los procesos y problemas subterráneos, involucrándose en la búsqueda de alternativas.

1.1. LA HISTORIA COMO ARGUMENTO
En el siglo XVIII la salud y la medicina fueron presentados como un problema económico y una de las funciones del Estado era garantizar la salud física de los ciudadanos, como una manera de asegurar su capacidad de trabajo y su fuerza de producción. El concepto de "Medicina del Estado" fue asimilado al concepto de "Ciencia del Estado", impulsando su expansión la conciencia del funcionamiento estatal de la sociedad basada en razones como la extrema pobreza, el escaso desarrollo económico y las conflictivas situaciones políticas.(1)

Antecedentes de la clínica en los Hospitales encontramos en el siglo XVIII. Foucault(2) refiere a un artículo publicado en "Abus du Dicionnaire de Médecine", que concede a la organización de una enseñanza en el medio de los hospitales el valor de una solución universal a los problemas de la formación médica.
...es de hecho un campo médico mixto-dice, por que la experiencia de los hospitales y su práctica cotidiana reúne la forma general de una pedagogía,... en el cual la serie de enfermos examinados, es para ella misma una escuela.., es el campo concreto de la experiencia.

No obstante plantea una cuestión, moral:
...con que derecho se podía transforma en objeto de observación clínica un enfermo al cual la pobreza lo había obligado a solicitar asistencia al hospital? , aunque reconoce que lo contrario sería ingrato por que estaría gozando de los derechos que resultan de la sociabilidad sin pagar tributo.

Otra referencia importante, si fuera necesaria mayor justificación, es el Estatuto de la Universidad Nacional del Nordeste , que en sus artículos1º y 2º define las funciones básicas que debe cumplir: educación, investigación, extensión y servicio, configuradas con base en acciones orientadas a sostener los derechos humanos, mejorar la salud de la población, promover los principios de la sociedad civil y fomentar la participación ciudadana. Cuando la universidad no da respuesta a las expectativas, aparece cuestionada como gasto público y criticada por su enclaustramiento. Por ello, pensamos en acciones diferentes a la enseñanza tradicional, con la mirada puesta en el medio social y la adquisición de saberes a través de la experiencia en un campo real.

Las características del Programa Sistemático de Pasantías, permiten abordar aspectos relacionados con el proceso de salud-enfermedad y la constitución de los sujetos de la educación médica, competentes en la práctica y la toma de decisiones tendientes a proponer modelos alternativos de atención sanitaria. Estamos convencidos que gran parte de las situaciones no resueltas en el campo de la salud, responden a la escasa formación de personas calificadas para comprender las situaciones y participar eficazmente en los niveles de decisión.

Este modelo promueve la acción conjunta entre la Universidad y el Estado. La Red Iberoamericana en Gerencia Pública (RIGEP), reunida en San Pablo en 1991, propone analizar las relaciones entre las universidades y el sector público e identificar políticas y estrategias que permitan estrechar los vínculos entre ambos sectores, mediante la adecuación de las estructuras curriculares de formación de recursos humanos. Históricamente la relación Universidad-Estado es de tipo intervencionista, lo que origina dificultades para la interacción y traba la formación de profesionales que eventualmente se desempeñarían en instituciones públicas. Las recomendaciones de los distintos organismos públicos sugieren que los programas académicos de las facultades de ciencias médicas, incluyan temas culturales, ambientales y sociales, animando una actitud de participación ciudadana y resaltando los valores éticos y morales en la sociedad. El horizonte de la capacitación debe ampliarse para que los graduados puedan participar activamente en la planificación, programación, ejecución y evaluación de acciones en salud. Un principio básico de la humanidad es el derecho a la salud, problema no resuelto ni explícito en la Constitución.

Si bien no se puede garantizar que todos los seres humanos tengan salud, al menos se deben crearse las condiciones para un acceso equitativo a la atención y este problema es, no solo de los individuos, sino de las sociedades y de los gobiernos. Sabemos que este planteamiento no es actual, pero mientras no se establezca una conciencia política y no se perciba la necesidad de una conciencia médica generalizada, subsistirá el problema. Es tarea de la universidad pensar en la medicina social e impulsar modelos alternativos de práctica profesional.(4,5)


2. JUSTIFICACION
Partimos de la concepción que postula que el estudiante de ciencias médicas debe llevar a cabo procedimientos clínicos en centros hospitalarios y asistenciales para que la formación se realice en un contexto real que facilite el conocimiento de las condiciones culturales y socioeconómicas del medio. Acerca de esta formación práctica encontramos antecedentes en el siglo XVIII, en que la enseñanza clínica prescribe que una vez aprendido lo básico y fundamental los "candidatos a médico" sean enviados a los hospitales para colocarse bajo la tutela de los que allí trabajan".

Las estrategias se encuadran en el marco teórico de la formación integral de profesionales de ciencias médicas, al fundar la educación superior en un discurso que trasciende la mera práctica profesional y considera la pertinencia de esa práctica en el contexto del mandato social. Pensamos que la educación superior debe responder a las funciones de la universidad generando en cada una de sus instituciones los vínculos necesarios que permitan conocer las necesidades de la población en materia de atención de la salud, para orientar la formación profesional hacia la satisfacción de las mismas.

La adecuación de los objetivos institucionales a los problemas reales de la población, es una de las consignas de calidad de la educación, que a la vez permitirá mejorar la calidad de vida de los habitantes. Una universidad que no responde a las demandas sociales, no colabora con la solución de los problemas específicos, no genera espacios para solucionar los problemas comunes y niega su carácter universal al no contribuir al desarrollo de la humanidad. Comprender este razonamiento significa una apertura al sector público, al mundo del trabajo y a la comunidad, lo que implica flexibilizar la enseñanza en favor de una educación integral.

Esgrimimos como principio que la universidad debe tender a una educación general tanto como a desarrollar las destrezas de la profesión específica, dado que las instituciones cerradas generan técnicos pero no producen cambios para favorecer el crecimiento de las naciones y el desarrollo humano sustentable. Todas las instituciones deben formar integralmente a sus alumnos como profesionales, ciudadanos y seres sociales capacitados para la construcción democrática y responsables de políticas públicas destinadas a enfrentar las cuestiones relacionadas con la pobreza y la desigualdad, la marginación y la exclusión, lo que solo puede hacerse extra-muros. Los fenómenos sociales deben ser analizados a la luz de las creencias particulares y el respeto por las individualidades que permita a las personas satisfacer sus necesidades básicas y entre ellas, gozar de buena salud.

Consideramos necesario que los estudiantes integren conocimientos biológicos, técnicos, culturales y sociales, sin eludir el análisis de las implicancias políticas y económicas, remarcando que el adiestramiento técnico o el dominio de la práctica odontológica no podrán por sí solo resolver los problemas de salud de la comunidad en que trabaja. A esta conclusión arribamos luego de consultar bibliografía referente al problema que preocupa y escuchar de los profesionales odontólogos, sobre todo de los que trabajan con la prevención y la educación para la salud en diferentes contextos, que los índices de salud - enfermedad permanecen invariables, no se ha logrado mejorar la salud bucal en nuestra región pese a la multiplicidad de programas existentes, tanto desde el ámbito escolar como sanitario y tampoco instalar la atención primaria de la salud como filosofía de atención.

Si tomamos como hipótesis la siguiente formulación: a una patología de alta incidencia y prevalencia se le enfrentan recursos tecnológicos que encarecen la atención y profesionales con escasa preparación para enfrentar las necesidades sociales y distribución no planificada, nos encontramos ante un resultado previsible: la imposibilidad de controlar el problema. Es aquí donde desde la Facultad de Odontología, en estrecha interacción con el Ministerio de Salud de las provincias del nordeste argentino (Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa), asumimos el compromiso de contribuir a la elaboración de programas alternativos de atención de la salud bucal y análisis de los problemas prioritarios de los centros asistenciales, reuniendo en un espacio común a los distintos actores y protagonistas de un proceso de transformación en el sector salud y en la educación odontológica.


3. OBJETIVOS
Por lo expresado, los propósitos fundamentales de la integración docente -asistencial del modo en que lo entendemos, pueden resumirse de la siguiente forma:
  • Mejorar la prestación de servicios
  • Proponer un modelo alternativo de acción programada y alta de pacientes, adecuada a la capacidad instalada de los servicios.
  • Estimular la labor en equipos
  • Promover las relaciones intersectoriales
  • Contribuir a la formación de un ser social y ciudadano, conocedor de los problemas de la realidad del medio donde desempeñará sus actividades.

4. ACCIÓN METODOLÓGICA
La tarea inicial en este modelo, es la gestión para la firma de convenios interinstitucionales con los Ministerios de Salud Pública u organismos municipales, para obtener el marco legal necesario y fortalecer el compromiso de una efectiva acción intersectorial; en el caso particular de la FOUNNE, se firmaron convenios con los ministerios y acta acuerdo con los organismos municipales de las cuatro provincias del nordeste argentino: Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.

Para desarrollar las actividades de pasantía, resulta imprescindible el conocimiento teórico previo generado en un espacio de reflexión sobre los problemas sociales y políticos que afectan la atención de la salud, con base en la lectura, análisis y discusión de trabajos de investigación o divulgación, que habiliten el abordaje de los temas específicos. Esta condición se desarrolla en el "curso regular" de la asignatura durante el año académico, con una carga horaria total de 60 horas. Al finalizar esta etapa, los alumnos elaboran un trabajo en relación con los contenidos del programa de la cátedra Odontología Integral Adultos, con apoyo de las tutorías individuales y grupales.

La formación teórica durante el curso regular de la asignatura, se basa en la lectura de bibliografía específica y adecuada a los ejes temáticos del programa de contenidos, analizados grupal e individualmente. Es parte de la formación social y ciudadana, mediante la cual se considera indispensable abordar problemas tanto de los individuos como de la comunidad. La etapa teórica culmina con la producción de un texto paralelo, un anteproyecto de mejoramiento institucional o un pre-diseño de investigación, en el que los alumnos integran las ideas y perfeccionan la capacidad de expresión.

Terminado el ciclo regular el alumno puede inscribirse en el PROGRAMA SISTEMÁTICO DE PASANTÍAS cerrando el ciclo de formación profesional de grado con un conocimiento directo del sistema de atención y de las necesidades de salud, a la par que los alumnos prestan un servicio efectivo. Consideramos que la permanencia y práctica intensiva de 280 horas durante 8 semanas, contribuye al desarrollo de la sensibilidad social y competencias para el desempeño profesional en servicios asistenciales con atención masiva de pacientes. También contribuye a la formación del criterio clínico para diagnosticar, evaluar y proponer el tratamiento adecuado, favorecidos por la observación cotidiana de pacientes con patologías diferentes y la permanente interconsulta profesional.

Los estudiantes eligen el lugar de pasantía de acuerdo a su residencia habitual o temporaria y, aunque existe una tendencia a preferir los centros de mayor complejidad, insistimos en la necesidad de que cada uno conozca la realidad propia de su comunidad.

El intercambio permanente de ideas con los agentes de salud de los servicios asistenciales constituye un canal de comunicación en permanente retroalimentación; en este escenario, los adelantos científicos que el alumno conoce en la universidad son transmitidos al personal de salud que recibe el conocimiento actualizado, retribuyendo con su experiencia en la actividad asistencial. Esta es una manera efectiva de ejercer la docencia en los servicios, donde el personal se transforma en docente para la universidad ejerciendo una tutoría y enseñanza.


5. EVALUACIÓN DE LA EXPERIENCIA
5. 1. MATERIALES Y MÉTODOS
Toda experiencia educativa requiere una evaluación de los resultados y del proceso a fin de introducir los ajustes que resulten necesarios. Esta se realiza a través de distintos instrumentos: a) una "hoja de evaluación" que es remitida a los coordinadores asistenciales para que registren y califiquen el desempeño del alumno en el servicio. En la misma consta además un título que permite evaluar la experiencia desde diversos aspectos. Si bien los mecanismos para el desarrollo del programa revisten un aspecto formal, resulta primordial establecer buenas relaciones interpersonales, ya que los "coordinadores asistenciales" tienen la buena voluntad de tomarlos a su cargo como una acción agregada a su tarea cotidiana, aunque desde lo institucional están compelidos a hacerlo por cláusulas establecidas en el convenio. Pensamos que el buen entendimiento mejora notablemente la disposición personal, por lo que cuidamos expresamente las relaciones personales. No es menos cierto que los alumnos pasantes alivian la tarea rutinaria y además llevan el conocimiento actualizado, que es ampliamente aprovechado en el intercambio de opiniones al momento de realizar un diagnóstico o proponer un tratamiento. La principal diferencia con la enseñanza puramente académica es la constitución de equipos multidisciplinarios en. los que los estudiantes están en permanente interacción con los profesionales médicos o paramédicos que asisten al servicio practicando la Inter.-consulta.

Otra ventaja radica en la posibilidad de observar y diagnosticar casos clínicos diversos como así también el desarrollo de habilidades para la atención masiva, ya que los estudiantes atienden un promedio 15 a 20 pacientes diarios.

El comentario que hacemos acerca de lo que expresan los alumnos en término de logros individuales, es meramente anecdótico, dejando abierta la posibilidad de una próxima comunicación científica de los resultados del trabajo de investigación realizado. Esta información es extractada de los informes personales y nos resulta de utilidad para conocer aspectos del proceso, pero también surge de la investigación realizada por la odontóloga, Magíster en Salud Bucal, Nilda Alvarez.

A partir del análisis de la información surgida de las entrevistas y de los informes redactados por los alumnos, se construyeron categorías de análisis, cuya frecuencia de aparición se expresa en término del porcentaje de alumnos que lo manifiestan oralmente o por escrito:

Fortalecimiento de las relaciones interpersonales: paciente-alumno, 95,7 %; entre pares: 69%;docente-alumno 100%; alumno-equipo de salud: 80%

Integración de conocimientos: biológicos: 74,2%; tecnológicos; 98,5%; clínicos: 94,2%; terapéutiso: 77, 9%; sociales: 70%

Resolución de problemas: específicos: 92,8%; generales: 62,8%

Percepción del programa: participativo: 94,2 %; crítico: 72,8%; reflexivo: 55,7%

También se evaluó la percepción que los coordinadores asistenciales tienen del Programa de Pasantías, evaluada por medio de entrevistas. Se aislaron dos categorías: a) formación de los alumnos, b) funcionamiento de los servicios y atributos para cada una de ellas con base en dos sub-categorías: debilidades y fortalezas.
  1. Formación de los alumnos.

    1. Fortalezas: integración de conocimientos: 100%; formación del criterio clínico, 80%; mejoramiento de su desempeño personal: 90%
    2. Debilidades: tiempo reducido de la práctica (2 meses)


  2. Funcionamiento del servicio

    1. Dinámica de la atención: : acelera: 10%; sin particularidad: 80%; retarda: 10%
    2. Inductor de cambios (modalidad de atención) 100%
Expresión de los alumnos:
Los alumnos manifiestan, en su totalidad: que "la pasantía fue la mejor experiencia de la carrera" argumentando las siguientes razones: les permitió tomar contacto con la atención asistencial, desarrollar un sentido de trabajo multidisciplinario, sentirse mas responsables, adquirir experiencias inéditas, desarrollar su propio criterio clínico y de observación, enfrentarse a patologías muy variadas, atender pacientes de condición social diversa, aprender a comprender los miedos y necesidades de la gente.

Si bien la reproducción textual no tiene la "veracidad de la prueba" posee la riqueza del relato de una vivencia personal del sujeto, razón que nos lleva a publicarlas.

H.A.S: ...Cuando entablábamos una charla con el coordinador empecé a hacer un análisis comparativo del manejo que teníamos en la facultad en instancias de atender al paciente y me dí cuenta que muchas veces llenábamos planillas necesarias, pero que pocas veces prestábamos atención certera a la aflicción del paciente e ignorábamos otros datos que eran tan notorios: si estábamos en la cátedra de Periodoncia mirábamos solo las encías , mientras que las caries de cuarto grado, los abscesos, el dolor punzante, no nos llamaba la atención; era hacer lo que debíamos y que otra materia se encargue si es que tiene tiempo.

Al tratar al paciente como ser íntegro y ver el estado general de su boca y poder solucionarle los problemas por orden de urgencia o de importancia, el paciente y el pasante experimentan otro trato ..... Ya no atendíamos solo lo que el alumno necesitaba sino lo que el paciente necesita.

... al realizar las exodoncias experimenté por primera vez la atención sin la compresa de campo, que aísla al paciente de su entorno(como si le vendaran los ojos y la boca) y donde el alumno ignora la cara, la textura, el color y otros signos importantes durante la cirugía, para ver el estado del paciente; de esta manera pude ver como se descompensaba un paciente, cuando llora, su cara, su temor, signos que en cuatro años que cursé Cirugía I y II no había experimentado.

...Durante los años de mi carrera no pasé por situaciones como las de un paciente diabético o con problemas de presión arterial o embarazadas, donde había que atender y era responsabilidad nuestra indagar, derivar o pedir autorización al médico de cabecera para hacer la atención. En la Facultad, a un paciente así no se atendía o no nos autorizaban; fue donde sentí mi primer temor e inseguridad de hacer lo correcto ya que los datos de los valores normales o patológicos no estaban marcados en mi conciencia de forma clara como cuando son casos de rutina... y eso me parecía una gran falencia; me planteaba: fui yo o el sistema educativo que no hizo hincapié en algo que me traería consecuencias severas y podía poner en riesgo mi carrera profesional?

Otro caso fue el de un paciente al que se le practicó una exodoncia y tuvo hemorragia; al no encontrarnos por un fin de semana el paciente acudió a otro profesional y este se negó a atenderlo diciendo que era "paciente ajeno"; el paciente deambuló sin recibir respuesta satisfactoria y llegó a la sala hecho una furia; si bien el caso no era nuestro, como se hizo en la sala y teníamos la obligación de solucionarle el problema. Gracias a la sala de urgencia se pudo compensar al paciente y se lo derivó. Pero hete aquí que el paciente tuvo intenciones de iniciar trámites legales y comprobé que la doctora que lo atendió no sabía como defenderse y que, si bien el riesgo caía sobre mis superiores era algo que podía pasarme a mí. Estas es otra experiencia por la que no pasamos en la facultad... donde estamos protegidos como en una pecera, librados de todo riesgo, bien alimentados y nada mas.

También se dio el caso donde la moral, la salud , los sentimientos y los sentidos entraban en juego; pacientes que venían a la consulta con falsas dolencias para conseguir un certificado, o mentían un síntoma para que le hiciéramos una extracción... y uno tenía que emplear el 50% de intuición y el 50% de criterio clínico. Una vez que el paciente accedió a ser atendido por un pasante, se presentaba el segundo desafío: aplicar el criterio clínico propio...el tiempo era solo mio y yo determinaba hasta donde y cuanto realizar en esa sesión; resolver una urgencia y no demostrar inseguridad para tomar una decisión, aunque la sienta; miraba de reojo a la doctora como pidiendo ayuda con el pensamiento, pero no se daba por aludida, entonces recurrí a decirle: doctora yo le haría tal cosa, usted que opina?... Fue tan básico el aprendizaje, cuando te enfrentas a la vida cotidiana se te cambia todo; yo elegía hasta donde tallar una cavidad y no lo haría como en la facultad hasta donde dicen los libros sino hasta donde era necesario... No usábamos escoplo y martillo sino otras técnicas menos cruentas.

... Era raro tener que trabajar y no tener que pedir permiso, ese despegue del control que en la facultad nos daba "seguridad", acá nos generaba dudas. Hacíamos anestesia y esperábamos que nos dieran su aprobación, ellas no se movían, no estaban encima nuestro pero era sorprendente como desde su lugar estaban pendiente de todo, nada se les escapaba; sabían que con poco fresado esa cavidad no estaría limpia, que el olor me cantaba a tres metros que era una gangrena y que cuando nos temblaba la mano teníamos algún problema; era un control silencioso pero allí estaban ellas siempre atentas y eso nos daba seguridad. Pensar que en la facultad eso era sinónimo de estar pendiente de que desaprobaran un práctico ... y el paciente se quedaba sin solución a su problema o esta está pendiente a ver si me equivoco y "a tu casa"... como cambiaron las relaciones humanas.

En este ámbito el trato era de igual a igual y al mismo tiempo asumíamos el rol de educando y de educador, era como sacarnos y ponernos el guardapolvo, esa mirada cómplice que decía "veni, ayudame" y la otra que respondía: vos podés seguí adelante"

Otra cosa que me resultó poco usual fue medicar que no se parecía en nada a lo que nos enseñaban de se hacía una receta (claro por que eran pacientes ideales y tal ves no necesitaban medicación.)

Estas y otras tantas situaciones me llevan a la conclusión de que la experiencia vivida me hizo romper con estructuras marcadas y encasilladas, aprendidas involuntariamente , que la enseñanza básica hace que me motive para seguir aprendiendo, comprobar una vez mas que uno puede tener mucha confianza con su docente sin perder distancia, y la recompensa mayor es la cara de tu paciente cuando con gusto te agradece el buen trato y trabajo. Fue un ir y venir de cosas, pero lo mas lindo y sorprendente fue mirar la cara de mi doctora y al verla recordar ...". Hoy termina el ciclo y en sus ojos ves el orgullo de decir"este fue mi alumno y yo le enseñé lo que sabe". Y uno de este lado responde con un brillo en los ojos: "viste que bien me enseñaste?, sabes que siempre serás mi doctora?

Desde ya muchas gracias a todos los docentes que supieron crecer por que ellos me hicieron crecer a mi...

H.B.
La experiencia de trabajar en un ambiente de salud pública es altamente positiva ya que nos da la posibilidad de atender a personas de todo tipo y con la mas variada patología; ver cuales son las mas frecuentes que normalmente en los pacientes de la facultad no se ven.

Se tiene la posibilidad de medicar, tipo, circunstancias, tiempo y a través de los controles periódicos apreciar la mejora experimentada por el paciente... La oportunidad de trabajar al lado de gente con mucha experiencia con las limitaciones que ofrece la salud pública, es de una importancia inmensa para darnos un pantallazo de la realidad... Nos prepara para un futuro inmediato en el que nosotros vamos a tener que tomar las decisiones y cargar con la responsabilidad...

A.D.
El Dr. M....... con su gran dedicación para enseñar nos hizo recordar pasos y técnicas un poco olvidadas y nos demostró que la mejor manera de trabajar es estar seguros, por ello nos hizo notar nuestras falencias: 1) diagnóstico. 2) plan de tratamiento. 3) no saber medicar. 4) no conocer la farmacopea, por lo que pusimos mucho empeño en aprender esas cosas tan elementales. Nos inculcó conductas a adoptar, siempre con respeto y con un gran conocimiento.

La doctora Z...... quien desde el primer día nos habló de frente y en forma clara, nos explicó cual era la finalidad de la pasantía y como funcionaba el servicio; nos posibilitó dar de alta a un gran número de pacientes. .. Ya no preguntábamos al pacientes que dientes te querés sacar o cual te querés arreglar

... Hemos atendido hemofílico, dializados, embarazadas, pacientes con leucemia, inmuno-suprimidos y hasta adictos a diferentes drogas... En la facultad nos limitábamos a atender los pacientes que "necesitábamos" y en el hospital son los pacientes los que necesitan que le solucionemos sus problemas

CH. G. Grabado en mi mente se encuentra el primer caso clínico que observamos: un absceso dento- alveolar agudo, patología muy común en el hospital pero nunca tuve la oportunidad de tratar, solo vi en fotografías en un texto de patología o cirugía. El Doctor C...... procedió a mostrarnos paso a paso. Quedé atónito , ya que a pesar de poseer el conocimiento teórico nunca hubiera podido resolver antes de esta pasantía

La verdad es que cualquier alumno depués de rendir todas las materias diría que está capacitado para tratar cualquier paciente...pero aunque pasaron por mi mente conceptos de periodoncia, operatoria dental, cirugía, prótesis y farmacología sin la guía de la Doctora D.... no hubiese podido resolver... Culmino este período de formación con otra visión de la profesión odontológica dándome cuenta que la realidad fuera de la dafultad es otra.

C.V:
..Para concluir con mi experiencia de la pasantía quiero decir que fue muy gratificante desde muchos puntos de vista, no solo por los excelentes profesionales que estaban a cargo , los que merecen mi mayor respeto y admiración, sino por que he aprendido mucho. Ellos handejado un legado valioso en mí, me marcaron un camino a seguir y espero que con el correr de los años siga con esa actitud de servir al prójimo. Aprendí a englobar todo, a unificar criterios, el valor de detectar diferentes tipos de patologías de tejido duro y blando y seleccionar el tratamiento, la importancia de la motivación, he aprendido lo que es la salud pública; con este tipo de actividades uno logra valorar a la persona humana y replantearse su lugar en la sociedad. En cuanto al tiempo de pasantía creo que es demasiado poco por que todos los días se aprenden cosas o se reafirman técnicas; cuando te sentís confiada y amoldada al centro, ya pasaron las ocho semanas y todo terminó...Guardo en mi los mejores recuerdo y espero no defraudar a los profesionales que confiaron en mi, siendo mis maestros y modelo, a quienes agradezco su paciencia y toda su experiencia que trataron de transmitirme

A.L
Lo mejor fue vivir mi primera experiencia fuera del ámbito universitario en un lugar donde me sentí cómoda y parte de un equipo de trabajo para brindar servicio a la comunidad
...Realicé una apiceptomía y pude desarrollar y perfeccionar técnicas aprendidas durante la carrera, supervisada por excelentes profesionales

T M.
...Aprendí que cada momento vivido con cada persona es irrepetible y que en realidad, lo mejor no era el futuro sino lo que estaba viviendo en ese instante



BIBLIOGRAFÍA
  1. Gadamer, H. "El estado oculto de la salud. Barcelona. Gedisa. 1996

  2. Foulcault, M. "El Nacimiento de la Clínica". Fondo de la cultura. Buenos Aires. Argentina.1997

  3. Estatuto de la Universidad Nacional del Nordeste, artículos1º y 2º

  4. Ferreira J.R. "Análisis prospectivo de la formación de profesionales de la salud. Edt. MIMEO. OPS. Washington.D.C.

  5. Pacheco Méndez T.-Diaz Barriga, A. La profesión. Su condición social e institucional. CESU. UNAM. México. 1997.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
PRIVACIDAD | ACCESIBILIDAD
UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela