Trabajos Originales

Evaluación de estructuras adyacentes al conducto dentario inferior en región del tercer molar mediante tomografía Cone-Beam

Recibido para Arbitraje: 04/02/2014
Aceptado para Publicación: 14/02/2014

    Albornoz Afanasiev, R. V., Odontólogo egresado de la facultad de odontología de la Universidad de Carabobo, Venezuela. Calles Gonzalez, C. A., Odontólogo egresado de la facultad de odontología de la Universidad de Carabobo, Venezuela. Mora Rincones, O. A., Profesor Titular de la Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo, Venezuela. Páez Ramos, M., Profesor Agregado, Directora de Escuela de la Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo, Venezuela. Tomich Biber, D., Profesor Agregado de la Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo, Venezuela. Eizaguirre Colombo, J.L., Profesor de la Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo, Venezuela.

CORRESPONDENCIA: Rafael9019@hotmail.com

EVALUACIÓN DE ESTRUCTUTRAS ADYACENTES AL CONDUCTO DENTARIO INFERIOR EN REGIÓN DEL TERCER MOLAR MEDIANTE TOMOGRAFÍA CONE-BEAM

RESUMEN
El objetivo de este estudio fue investigar la relación del conducto dentario inferior (CDI) con estructuras anatómicas adyacentes al tercer molar, tales como: cresta ósea mandibular (COM), cortical ósea lingual y vestibular mandibular (COLM y COVM) respectivamente, borde basilar mandibular (BBM) y el tercer molar según sexo y grupo etario en ambos lados. Métodos: se analizó una muestra no probabilística accidental de 217 sujetos sometidos a tomografía Cone-Beam (113 mujeres y 104 hombres) entre 15 y 34 años, realizado entre los años 2010-2013 en el Instituto Unimagen Craneo Facial Valencia del Centro Médico Dr. Rafael Guerra Méndez; se efectuaron imágenes volumétricas utilizando un equipo y sistema operativo Iluma® 2.0.6; se enumeraron las variables anatómicas y se realizó un análisis cuantitativo realizando mediciones que relacionan la distancia entre el conducto y las variables anatómicas antes mencionadas. Resultados: relación CDI-COM: hemiarcada derecha 17±2,5 mm, hemiarcada izquierda 17,2±2,7; CDI-COVM: hemiarcada derecha 5,4±1,7 mm, hemiarcada izquierda 5,3±1,8; CDI-COLM: hemiarcada derecha 2,9±1,1 mm, hemiarcada izquierda 2,9±1,1 mm; CDI-BBM: hemiarcada derecha 9,9±2,8 mm, hemiarcada izquierda 9,9±2,7 mm, CDI-tercer molar inferior: 2,1±2,1 mm, hemiarcada izquierda 2,1±2,4 mm. En el análisis descriptivo no se evidenciaron diferencias en cuanto a sexo, grupo etario y hemiarcada en la población de estudio. Conclusiones: el sistema Cone-Beam es fundamental para evaluar la relación del conducto dentario inferior y las estructuras anatómicas antes comentadas.

PALABRAS CLAVE: nervio mandibular, mandíbula, tomografía computarizada cone-beam.



ADJACENT STRUCTURE EVALUATION OF THE MANDIBULAR CANAL IN REGION OF THE THIRD MOLAR BY TOMOGRAPHY CONE-BEAM

ABSTRACT
The objective of this study was to investigate the relationship of the inferior dental canal (CDI) with anatomical structures adjacent to the third molar, such as mandibular bone crest (COM), lingual and vestibular cortical bone (COLand VOC) respectively, basilar border (BBM) and the third molar according to sex and age in both sides. Methods: we analyzed a no probabilistic accidental sample in 217 subjects undergoing tomography Cone-Beam (104 men and 113 women) between 15 and 34 years, between 2010-2013 atUnimagencraniofacial Valencia Institute, Centro Medico Dr.Rafael Guerra Méndez, we did volumetric images using a computer and operating system Iluma® 2.0.6; anatomical variables listed and a quantitative analysis was performed by making quantitative measurements performing the distance between the duct and the aforesaid anatomical variables. Results: CDI-COM relationship: right hemiarcade 17±2, 5 mm, left hemiarcade, 17,2±2, 7; CDI-COVM: right hemiarcade 5, 4±1, 7 mm, left hemiarcade 5, 3±1, 8; CDI-COLM: right hemiarcade 2,9± 1 mm, left hemiarcade 2, 9±1 mm; CDI-BBM: right hemiarcada 9, 9±2, 8 mm, left hemiarcade 9, 9±2, 7 mm, CDI-third inferior molar: 2, 1±2, 1 mm, 2 left hemiarcade, 1±2, 4 mm. At the descriptive analysis didn'tshowdifferences in terms of sex, age and hemiarcadein population study group. Conclusions: the system cone-beam is essential to evaluate the relationship of the inferior dental canal and before commented anatomical structures.

KEY WORDS: mandibular nerve, mandible, cone -beam computed tomography.


INTRODUCCIÓN

La mandíbula está situada en la parte inferior de la cara, es única y en forma de herradura 1. Se distinguen en ella tres partes; el cuerpo y dos partes laterales, las ramas. En el cuerpo se encuentra ubicado el conducto dentario inferior (CDI)2.

Ahora bien, el CDI es oval, con una medida de ancho de 2,9 ± 0,7 milímetros por 2,5 ± 0,6 milímetros de altura3. Presenta el nervio y la arteria alveolar inferior. Transporta la sensibilidad general a toda la mandíbula4.

La tomografía computarizada Cone-Beam, representa el desarrollo de un tomógrafo relativamente pequeño y de menor costo, especialmente indicado para la región dentomaxilofacial5. El cual utiliza menor dosis de radiación y proporciona menor distorsión de imagen 6-8.

El no aplicar o indicar estudios radiográficos con mayor sensibilidad y especificidad como lo es la Tomografía Computarizada Cone-Beam (TCCB) puede conllevar en que cualquier intervención quirúrgica odontológica que involucre cuerpo mandibular pueda presentarse complicaciones intraoperatorias 3. y postoperatorias produciendo cambios en la sensación de la región orofacial, pudiendo interferir en la fonación, masticación e interacciones sociales9.

Domínguez Mejía, J. en el año 2010 junto con sus colaboradores evaluaron 50 estudios tomograficos con TCCB de cada hemiarcada mandíbular en pacientes mayores de dieciocho años, donde observaron la relación del canal mandibular con estructuras adyacentes. Llegando a la conclusión que la TCCB es una ayuda diagnóstica altamente sensible para la ubicación de la posición y trayectoria del canal mandibular sin diferencias significativas en cuanto a edad y hemiarcadas10.

Yamid Ruge, O. en el año 2009, estudió 50 hemimandíbulas humanas disecadas, en las cuales realizó cortes a nivel del cuerpo, obteniendo distancias respecto a los bordes basilar mandibular, vestibular, lingual, y cresta fueron 10,1 ± 2,3, 4,7 ± 1,4, 2,5 ± 1,0 y 13,7 ± 2,7 mm respectivamente distal al tercer molar11.

Conforme a lo anterior se planteó la necesidad de conocer la relación del conducto dentario inferior con estructuras anatómicas adyacentes en región del tercer molar, según sexo y grupo etario, de pacientes atendidos en el Instituto Unimagen Cráneo Facial Valencia, durante el período 2010-2013.


MATERIALES Y MÉTODOS

El presente estudio es una investigación cuantitativa de tipo descriptiva12. De diseño no experimental y transversal. La población a objeto de estudio fue de tipo finita integrada por 458 estudios tomográficos 13,14. La muestra de tipo no probabilística accidental 12. constituida por 217 pacientes de los cuales 113 son del sexo femenino y 104 masculinos, teniendo como criterios de inclusión edades comprendidas entre los 15 a 34 años que presenten terceros molares inferiores en ambas hemiarcadas, sin asimetrías o anomalías evidentes y sin patologías mandibulares.

Se registró las distancias en milímetros entre el conducto dentario inferior (CDI) y las estructuras anatómicas: cresta ósea mandibular (COM), cortical ósea vestibular mandibular (COVM), cortical ósea lingual mandibular (COLM), borde basilar mandibular (BBM) y el tercer molar. Por medio del equipo tomográfico Cone-Beam, con el sistema operativo ILUMA 2.0.6®, marca registrada por equipos General Electric®. Este es avalado por la Federación Dental Americana (FDA).

A continuación, a través del programa SPSS 17 se elaboraron las tablas de todos los datos obtenidos, según sexo y grupo etario.


RESULTADOS

En cuanto a la anatomía del CDI en relación a la cresta ósea mandibular podemos determinar qué; los pacientes de objeto de este estudio femeninos tienden a presentar en promedio una distancia de 16,98 ± 2,61 mm en región del tercer molar de la hemiarcada derecha y los del sexo masculino presentan una media de 17,04 ± 2,48 mm, mientras que para el caso de la hemiarcada izquierda el promedio en las mujeres es de 17,16 ± 2,82 mm y para los hombres corresponde una media de 17,27 ± 2,70mm. Sin apreciarse diferencia en cuanto a hemiarcadas y grupo etario. Ver tabla Nro.I y Nro II.

Tabla Nro. I
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cresta ósea mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el sexo de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

Tabla Nro. II
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cresta ósea mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el grupo etario de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

En este mismo sentido, en relación al CDI y la cortical ósea vestibular mandibular, se pudo determinar que los pacientes objeto de este estudio femeninos tienden a presentar en promedio una distancia de 5,45 ± 1,85 mm en la región del tercer molar de la hemiarcada derecha y los de sexo masculino presentan una media de 5,42 ± 1,67 mm, mientras que para el caso de la hemiarcada izquierda el promedio para las mujeres es de 5,50 ± 1,83 mm y para los hombres corresponde una media de 5,25 ± 1,82mm. Sin evidenciarse diferencia en cuanto a hemiarcadas y grupo etario. Ver tabla Nro.III y tabla Nro IV.

Tabla Nro. III
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cortical ósea vestibular mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el sexo de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

Tabla Nro. IV
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cortical ósea vestibular mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el grupo etario de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

Siguiendo el mismo orden de ideas, en cuanto a la relación del CDI y la cortical ósea lingual mandibular se aprecia; que los pacientes objeto de estudio femeninos tienden a presentar en promedio una distancia de 2,96 ± 1,21 mm en la región del tercer molar de la hemiarcada derecha y los de sexo masculino presentan una media de 2,87 ± 1,12 mm, sin apreciarse variación entre ambas hemiarcadas, en cuanto a sexo y grupo etario, mientras que para el caso de la hemiarcada izquierda el promedio entre las mujeres es de 2.67 ± 1.47 mm y para los hombres corresponde una media de 3.03± 1.22mm. Sin evidenciarse diferencia en cuanto al grupo etario, indiferentemente para ambos lados Ver tabla Nro.V y tabla Nro VI.

Tabla Nro. V
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cortical ósea lingual mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el sexo de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

Tabla Nro. VI
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y la cortical ósea lingual mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el grupo etario de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

Así mismo, en referencia a la relación existente entre el CDI y el borde basilar mandibular se evidencia que los pacientes objeto de estudio femeninos tienden a presentar en promedio una distancia de 9,64 ± 2,84 mm en la región del tercer molar de la hemiarcada derecha y los de sexo masculino presentan una media de 10,34 ± 2,92 mm; mientras que para el caso de la hemiarcada izquierda el promedio entre las mujeres es de 9,69 ± 2,57 mm y para los hombres corresponde una media de 10,33 ± 3,00mm. Ver tabla Nro VII.

Tabla Nro. VII
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y el borde basilar mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el sexo de los pacientes objeto de estudio
Fuente: Los autores

Según grupo etario, los pacientes objeto de estudio con el menor promedio de distancia entre el CDI y el borde basilar mandibular en la región del tercer molar están comprendidos entre los 19 y los 22 años con una media de 8,72 ± 2,66 mm para la hemiarcada derecha y para la hemiarcada izquierda el promedio fue de 9,45 ± 1,9 mm en pacientes de 23 a 26 años. Por su parte, los pacientes de 31 a 34 años de edad presentaron el mayor promedio en milímetros, con una media de 11,49 ± 1,59 mm para la hemiarcada derecha y 11,43 ± 1,58 mm para el lado izquierdo. Ver tabla Nro VIII.

Tabla Nro. VIII
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y al borde basilar mandibular en región del tercer molar de ambas hemiarcadas según el grupo etario de los pacientes objeto de estudio
Fuente: Los autores

En lo referente a la distancia entre el CDI y el tercer molar inferior para el sexo femenino se registró en promedio una distancia de 2,06 ± 2,07 en la hemiarcada derecha y los del sexo masculino presentan una media de 2,21 ± 2,32 mm, mientras que para el caso de la hemiarcada izquierda el promedio entre las mujeres es de 2,01 ± 2,51 mm y para los hombres corresponde una media de 2,30 ± 2,40mm. Observándose que la distancia entre dichos puntos anatómicos para el sexo y entre ambos lados es la misma. Ver tabla Nro IX

Tabla Nro. IX
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y el tercer molar de ambas hemiarcadas según el sexo de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

En referencia al grupo etario, los pacientes objeto de estudio cuyas edades se ubican entre los 15 y los 18 años tienden a presentar en la hemiarcada derecha una distancia promedio de 1,73 ± 1,86 mm entre CDI y el tercer molar y para la hemiarcada izquierda 1,76±2,26mm, siendo este grupo etario el que registró el menor promedio en milímetros. El mayor promedio en milímetros para la hemiarcada derecha la ostentan los individuos cuyas edades oscilan los 19 y 22 años quienes presentan una media de 2,85 ± 2,78 mm, mientras que para el lado izquierdo el mayor promedio en milímetros lo representó el grupo de 27 a 30 años con una media de 2,77 ± 2,98mm. Ver tabla Nro X.

Tabla Nro. X
Estadísticos descriptivos relacionados a la distancia en mm entre el conducto dentario inferior y el tercer molar de ambas hemiarcadas según el grupo etario de los pacientes objeto de estudio.
Fuente: Los autores

DISCUSIÓN

El conducto dentario inferior puede relacionarse de varias maneras con diferentes estructuras anatómicas propias de la mandíbula las cuales pueden verse involucradas en gran cantidad de procedimientos quirúrgicos y si se desconoce su relación precisa con dicho conducto se puede lacerar, comprimir o estirar el nervio dentario inferior11.

Al analizar la relación del CDI con la cresta ósea mandibular; Dominguez, J. y sus colaboradores en el año 2010; realizaron estudios donde registraron que para el sexo femenino el promedio de la distancia del CDI y la cresta ósea mandibular fue de 17,9 mm, mientras que para el sexo masculino fue de 19,8 mm10 . Evidenciando igualdad con los resultados obtenidos en el presente estudio para el sexo femenino donde se obtuvo un promedio de 17mm y para el sexo masculino en el cual se obtuvo un promedio de 17,2mm; ubicándose estas medidas dentro de la desviación típica reflejada por los investigadores. Es importante destacar que para ambos estudios se utilizó la TCCB para la determinación de medidas; por lo que se puede suponer que independientemente del tipo de tomógrafo Cone-Beam utilizado, las medidas son iguales.

Algo semejante ocurre con investigaciones realizadas por Levin, M. en el año 2007 y Marci, H. 2007, quienes obtienen una distancia promedio de 17,4 mm16.

Antagónicamente investigaciones realizadas por Ruge, O. en el año 2009, obtuvieron una distancia de 13,7 mm desde el CDI a la cresta ósea mandibular en hemimandibulas humanas disecadas11., lo que muestra una diferencia descriptiva y una modificación de las medidas. Esto debido posiblemente a cambios físico-químicos post-mortem que se llevan a cabo inmediatamente o poco tiempo después que se produzca la muerte y van progresando sucesivamente hasta la total desintegración del mismo17.

Por otra parte, en referencia a la proximidad entre el CDI y la cortical ósea vestibular mandibular; investigaciones realizados por Beltran, J. en el año 2007, arrojaron un promedio de 5,9mm entre dichos hitos anatómicos para el sexo femenino y masculino 18. resultados que se asemejan a los obtenidos en este estudio donde se obtuvo un promedio de 5,4mm para el sexo femenino y 5,3mm para el sexo masculino; de igual forma son resultados que se asemejan a los obtenidos por Ruge, O. y colaboradores en el año 2009, quienes arrojan una distancia de 4,7 mm; entre dichas estructuras11. Siendo estas ligeramente inferiores pero que se incluyen dentro del rango de desviación típica obtenidas para la presente investigación.

En contraposición, Dominguez, J. en el año 2010, difieren de los datos obtenidos en esta investigación, al presentar una distancia de 3,8 mm entre el CDI y la cortical ósea vestibular mandibular10., valor que se excluye del rango o desviación típica obtenida en el presente estudio. Es importante destacar que las medidas registradas por dichos autores se ubican en la región del segundo molar inferior a diferencia de esta investigación el cual registra medidas en zona del tercer molar; unidad dentaria que se extrae profilácticamente y presenta mayor relación con el CDI, que el segundo molar inferior.

Con respecto a la relación existente entre el CDI y la cortical ósea lingual mandibular, Beltran, J. en la investigación anteriormente mencionada en el año 2007, obtuvo una distancia promedio de 2,5 mm para ambos sexos 18. Y Suazo, I. en la Universidad de Talca en Chile estableció una distancia de 2,7 mm entre las estructuras anatómicas anteriormente mencionadas19. Datos similares a los obtenidos en la presente investigación con un promedio de 2,9 para ambos sexos.

En cuanto la distancia promedio obtenida entre CDI y borde basilar mandibular, Ruge O. y colaboradores obtuvieron en hemimandibulas humanas disecadas, un promedio de 10,1 mm de distancia entre las estructuras antes mencionadas11. Por su parte Beltran J. en el año 2007 registró un promedio de 9,5 mm entre dichas estructuras en seres vivos18. Acercándose estos resultados a los obtenidos en la presente investigación, donde se obtuvo un promedio de 9,8 para ambos sexos, ya que los cambios degenerativos post-mortem son en sentido cefalo-caudal, perdiendo inicialmente la altura de la cresta ósea.

Sin embargo, se presenta discrepancia con los resultados obtenidos en Chile por Suazo I. y colaboradores en el año 2007 , quienes arrojaron un promedio de 7,02 mm entre el CDI y el borde basilar mandibular; resultados probablemente asociados a cambios morfológicos del proceso post-morten y ubicación geográfica diferente19. Y a los resultados presentados por Dominguez J. y colaboradores en el año 2010, obtuvieron un promedio de 6,5 mm para el sexo femenino y 6,2 mm para el sexo masculino10. Encontrándose dichos resultados por debajo de la desviación típica registrada en la presente investigación.

Al analizar la relación entre el CDI y el tercer molar no se obtuvo una diferencia a nivel descriptivo en cuanto a sexo y grupo etario, sin embargo las medidas obtenidas nos permiten ubicar de manera precisa por medio de distancias expresadas en milímetros la relación entre dichas estructuras. Ahora bien, no se encontraron estudios que registren la distancia existente en mm entre el CDI y el tercer molar inferior, debido a que en su mayoría las investigaciones encontradas toman como referencia otras unidades dentarias o únicamente relacionan CDI con tablas óseas.

Se puede señalar que la tomografía computarizada Cone-Beam representa el desarrollo de un tomógrafo relativamente pequeño y de menor costo, especialmente indicado para la región dentomaxilofacial 5. El cual utiliza menor dosis de radiación y proporciona menor distorsión de imagen 6-8.

Otro factor influyente que puede modificar los resultados obtenidos en este estudio es el tipo de examen complementario diagnóstico y método utilizado para la determinación de la anatomía y trayectoria del CDI. De lo anterior, se puede decir, que una gran parte de investigaciones a nivel internacional con objetivos similares al de la presente investigación obtuvieron medidas de la relación del CDI y las diferentes estructuras anatómicas adyacentes a éste, por medio de métodos radiográficos diferentes a la tomografía computarizadas Cone-Beam como la radiografía panorámica 20,21., y otros por medio de estudios forenses de mandíbulas humanas 11,18.

Asimismo, la radiografía panorámica es el estudio radiográfico utilizado con mayor frecuencia por odontólogos y cirujanos bucales para realizar el diagnóstico y planificación previa a procedimientos quirúrgicos. El uso de este estudio radiográfico se ha masificado en nuestro medio en virtud de la accesibilidad, costo y el sin número de oportunidades de identificar estructuras, detalles morfológicos, patologías asociadas y posiciones de los órganos dentales que éste brinda 19. No obstante, la tomografía Cone-Beam permite una mejor visualización del CDI inferior en comparación con la radiografía panorámica convencional 22.


CONCLUSIONES

De los resultados obtenidos anteriormente se obtienen las siguientes conclusiones:
  • A nivel descriptivo gracias a las distancias obtenidas, la estructura anatómica más cercana al conducto dentario inferior es el tercer molar, seguido de la cortical ósea lingual mandibular en la región del tercer molar inferior.

  • La cresta ósea mandibular es la estructura anatómica más distante al conducto dentario inferior, en la región del tercer molar inferior, en función a la población objeto estudio.

  • La distancia del CDI y el borde basilar mandibular aumenta con la edad hasta los 34 años según el estudio, en la región del tercer molar inferior.

  • La tomografía computarizada Cone-Beam es un método diagnóstico de excelente precisión para la determinación de la ubicación del CDI y su relación con estructuras anatómicas en su periferia en la región del tercer molar inferior.

  • Es necesario el conocimiento de la ubicación del CDI y su relación con estructuras anatómicas en su periferia, para evitar las posibles complicaciones intra y post-operatorias, en la zona del tercer molar inferior.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  1. Norton NS. Netter. Anatomía de Cabeza y cuello para odontólogos. 2da ed. Barcelona-España:Elsevier Masson; 2012.

  2. Rouviere H, Delmas A. Anatomía Humana Descriptiva, Topográfica y Funcional. 10ma ed. Barcelona- España: Masson; 2002.

  3. Gay EC, Berini AL. Tratato de Cirugía Bucal. Tomo 1. 2da ed. España: Ergon; 2004.

  4. Wilson L, Akesson E, Stewart P, Spacey S. Nervios Craneales En la salud y La enfermedad. 3ra ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2013.

  5. Ronda N. Revisión bibliografía aplicación de la TAC en endodoncia. Electronic Journal of Endodontic Rosario. 2012 Agos; 02: 636-62. Publicación electrónica Oct 2012.

  6. Hashimoto K, Arai Y, Iwai K, Araki M, Kawasima S, Terakado M. A comparison of a new limited cone beam computed tomography machine for dental use with a multidetector row helical CT machine. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2003 Mar; 95(3):371-7. PubMed; PMID 12627112.

  7. Scarfe WC, Farman AG, Sukovic P. Clinical applications of cone-beam computed tomography in dental practice. J Can Dent Assoc. 2006 Feb; 72(1):75-80. PubMed PMID 16480609.

  8. Marchant TE, Price GJ, Matuszewski BJ, Moore CJ. Reduction of motion artefacts in on-board cone beam CT by warping of projection images. Br J Radiol. 2011 Mar; 84(999):251-64. doi: 10.1259/bjr/90983944. Epub 2010 Nov 16. PubMed PMID21081580; PubMed Central PMCID: PMC3473871.

  9. Preetthi B, Cariappa M. Inferior Alveolar Nerve Deficit and Recovery Following Surgical and Removal of Impacted Mandibular Third Molar. J Maxillofac Oral Surg. 2012 Sep; 11(3):304-8. doi: 10.1007/s12663-012-0335-0. Epub 2012 Feb 19. PubMED PMID: 2399748;PubMed Central PMCID:PMC3428439.

  10. Domínguez J, Ruge O, Aguilar G, Ñáñez Ó, Oliveros G. Análisis de la posición y trayectoria del conducto alveolar inferior (CAI) en tomografía volumétrica computarizada (TC ConeBeam - TCCB).Rev Fac Odontol Univ Antioq. 2010; 22 (1):12-22.

  11. Ruge OY, Camargo OA, Ortiz YP. Consideraciones anatómicas del conducto alveolar inferior. Rev Fac Odontol Univ Antioq. 2009; 21 (1): 86-97.

  12. Sierra C. Estrategia para la Elaboración de un Proyecto de Investigación. 1ra Ed. Maracay-Venezuela: Insertos Médicos de Venezuela CA; 2004.

  13. Tamayo y Tamayo. Metodología formal de la investigación científica. 2da edición. México: Limusa Noriega Editores; 2007.

  14. Stracuzzi SP, Pestana FM. Metodología de la Investigación Cuantitativa. Era Ed. Caracas-Venezuela: FEDUPEL; 2010.

  15. Teerijoki-Oksa T, Jääskeläinen SK, Forssell K, Forssell H, Vähätalo K, Tammisalo T, Virtanen A. Risk factors of nerve injury during mandibular sagittal split osteotomy. Int J Oral Maxillofac Surg. 2002 Feb; 31(1):33-9. PubMed PMID 11936397.

  16. Levine MH, Goddard AL, Dodson TB. Inferior alveolar nerve canal position: a clinical and radiographic study. J Oral Maxillofac Surg. 2007 Mar; 65(3):470-4. PubMed PMIC 17307595.

  17. Di Maio V, Dana S. Manual de patología forense. 1era Ed. España: Ediciones Díaz de Santos; 2003.

  18. Beltrán JA, Abanto LE, Meneses A. Disposición del conducto dentario inferior en el cuerpo mandibular. Estudio aanatómico y tomográfico. Acta Odontol Venez. 2007 Sept; 45(3):421-25.

  19. Suazo IC, Morales CA, Cantín M, Zavando DA. Aspectos Biométricos del Canal Mandibular. Int. J Morphol. 2007; 25(4): 811-816.

  20. Kositbowornchai S, Densiri-aksorn W, Piumthanaroj P. Ability of two radiographic methods to identify the closeness between the mandibular third molar root and the inferior alveolar canal: a pilot study.Rev Dentomaxillofac Radiol. 2010 Feb; 39(2):79-84. doi: 10.1259/dmfr/12537634. PubMed PMID: 20100918; PubMed central PMCID: PMC3520197.

  21. Shahidi S, Zamiri B, BronooshP. Comparison of panoramic radiography with cone beam CT in predicting the relationship of the mandibular third molar roots to the alveolar canal. Imaging Sci Dent. 2013 June; 43(2): 105-109. doi: 10.5624/isd.2013.43.2.105. Epub 2013 Jun 14. PubMed PMID: 23807934; PubMed Central PMCID: PMC3691370.

  22. Sahman H, Sekerci AE, Sisman Y, Payveren M. Assessment of the visibility and characteristics of the mandibular incisive canal: Cone beam computed tomography versus panoramic radiography. Int J Oral Maxillofac Implants. 2014 Jan-Feb; 29(1):71-8. doi: 10.11607/jomi.3304. PubMed PMID: 24451856.