PUBLICIDAD  
  Venezuela, 21 de Enero de 2017

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Casos Clínicos:
DILACERACION DE DIENTE PRIMARIO ASOCIADO A UN MESIODENS EN NIÑO DE 4 AÑOS
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 50 Nº 4 / 2012 >

Recibido para Arbitraje: 09/02/2011
Aceptado para Publicación: 19/10/2011


  • Vautier María Eugenia. Jefe de Unidad del Servicio de Radiología. Hospital Municipal de Odontología Infantil "Don Benito Quinquela Martín" Ciudad autónoma de Buenos Aires.

  • Martínez Gladis. Ayudante de primera interino. Cátedra de Radiología. Universidad de Buenos Aires.

  • Martínez Beatriz Ana María Profesora Adjunta Regular. Cátedra de Radiología. Universidad de Buenos Aires.

  • Bruno I. G. Jefe de Trabajos Prácticos Regular, Cátedra de Radiología Universidad de Buenos Aires.
Correspondencia:
Universidad de Buenos Aires, Facultad de Odontología Cátedra de Radiología. Piso 16 A Marcelo T. de Alvear 2142. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. C 1122AAH. Argentina dragbruno@yahoo.com.ar


DILACERACION DE DIENTE PRIMARIO ASOCIADO A UN MESIODENS EN NIÑO DE 4 AÑOS

RESUMEN
Dilaceración es un término utilizado para describir la distorsión que ocurre en la raíz durante el desarrollo dentario, el cual se manifiesta alterando la normal relación axial entre la corona y la raíz dentaria. La dilaceración radicular es una angulación o curvatura de la raíz dentaria. Esta alteración es frecuentemente observada en dientes permanentes como consecuencia de un traumatismo de su correspondiente temporario, con una incidencia de 3 %. En la literatura hay solamente cinco casos de dilaceración que involucran a incisivos temporarios. El propósito de este artículo fue hacer una revisión y presentar un caso clínico que fue un hallazgo radiográfico.

PALABRAS CLAVES: dilaceración, mesiodens, diente primario, raíz dentaria, anomalías dentarias.



DILACERATION TEMPORARY TOOTH ASSOCIATED WITH A MESIDENS IN 4 YEAR OLD

ABSTRACT
Dilaceration is a term used to describe the distortion that occurs in the root during tooth development, which manifests itself by altering the normal axial relationship between the crown and the dental root. The root is dilaceration, angulation or curvature of the tooth root. This alteration is frequently observed in permanent teeth as a result of trauma to the corresponding temporary, with an incidence of 3%. In the literature there are only five cases involving dilaceration temporary incisors. The purpose of this article was to review and present a clinical case was a radiographic finding.

KEY WORDS: dilaceration, mesiodens, primary tooth, tooth root, dental anomalies.


INTRODUCCIÓN

Dilaceración (latín: dilacero= romper, desgarrar) refiere una angulación o curvatura cerrada en la raíz o en la corona de un diente completamente desarrollado 1,2. El término se utilizó por primera vez por Tomes3.Esta anomalía ha recibido frecuentemente este nombre porque se ha supuesto que era consecuencia de una laceración o desgarro del germen dental, ésta curvatura comienza en el cuello del diente y se dirige hacia caras libres o proximales, también se la ha denominado "diente enroscado "o "diente semilunar".

La dilaceración de un diente primario puede ocurrir secundariamente a un trauma, a una laringoscopia neonatal o a una intubación endotraqueal4. La dilaceración constituye el 3% del total de las injurias del desarrollo del germen dental5. De acuerdo con la literatura la etiología puede incluir trauma agudo, la formación de una cicatriz o una anomalía de desarrollo del germen dental como así también, sugiere la ingestión de medicamentos, alteraciones sistémicas o metabólicas, factores hereditario, extracción del diente primario y trauma en el diente permanente, también hay referencias de dilaceración sin causa aparente6. Como así también hay referencias de dilaceración por impedimentos mecánicos como odontomas7 La mayoría de los traumas ocurren entre los 2 y los 4 años de edad, en este tiempo las raíces de las piezas dentarias temporarias están casi completamente desarrolladas. Aunque los traumatismos pueden ocurrir a cualquier edad, no siempre los padres son concientes del incidente u ocurren cuando los niños son demasiados pequeños, como consecuencia de la inmadurez motriz, los niños pueden caerse fácilmente. Andreasen 8 encontró evidencia de 30% de traumatismos en la dentición primaria en la población danesa.

El término mesiodens se refiere a un diente supernumerario que se encuentra en la línea media del maxilar superior entre los dos incisivos centrales 9,10,11 La incidencia de mesiodens en la dentición permanente se encuentra entre 0.15 a 3.8 % mientras que en la dentición primaria varía entre 0 a 1,9% puede erupcionar normalmente, quedar impactado, aparecer invertido, tomar una posición ectópica o seguir una trayectoria eruptiva anormal; además puede ser causante de una variedad de complicaciones como apiñamiento, retraso en la erupción, diastemas, rotaciones, lesiones quísticas y reabsorción de piezas adyacentes, etc. 12. Se presenta en este artículo un caso infrecuente de dilaceración en un incisivo central temporal.


CASO CLÍNICO

Presentamos un caso de un niño caucásico de 4 años de edad que concurrió al Departamento de Pediatría por presentar un diente entre los dos incisivos centrales superiores (Fig. 1). Al examen clínico presenta un incisivo central superior primario completamente erupcionado 51 con una tumoración a nivel apical por vestibular, un diastema interincisivo y un mesiodens parcialmente erupcionado, el cual fue motivo de la consulta (Fig.2). Se efectúa la radiografía retroalveolar y se observa el incisivo central superior izquierdo temporal 51 con su raíz dilacerada hacia mesial y el germen del 11 en girversión (Figura 3). Se efectúa la historia clínica y la madre no refiere antecedentes de trauma en la zona, tampoco presenta antecedentes hereditarios de mesiodens.

Fig.1
Paciente 4 años

Fig.2
Mesiodens

Fig. 3
Imagen radiográfica

DISCUSIÓN

La prevalencia de trauma en la dentición primaria varía entre 11,1 a 30%.6 La incidencia de dilaceración en la dentición primaria tiene una muy baja frecuencia comparada con la prevalencia de trauma en la dentición permanente. En la literatura solamente cinco casos de dilaceración, el primero fue encontrado intrauterino, en el cual Mathis1 observó una inclinación en ángulo recto de la vaina de Hertwing, en la raíz de un incisivo central inferior en un feto de seis meses.

El segundo caso se lo denominó fenestración apical, era un diente anterior, que presentaba su raíz con una curvatura a concavidad vestibular, con ausencia de vitalidad, clínicamente se observaba el ápice haciendo prominencia por vestibular, su hallazgo fue accidental y la etiología desconocida, la pieza permanente empujo la raíz del diente primario que apareció por la delgada pared ósea vestibular.13

Bimstein14 encontró dos incisivos centrales inferiores primario que no erupcionaron, al hacer la exploración quirúrgica se observó que la corona y la porción coronal de la raíz se encontraban horizontalmente con respecto al arco dentario, mientras que la porción apical lo hacía en forma vertical en el hueso alveolar. Los estudios histológicos revelaron cambios en la estructura dentaria característicos de los observados en los de etiología traumáticas, aunque no pudieron ser corroborados con la historia clínica del paciente.

Kinirons 15 reportó dos casos similares a los previamente descritos con dilaceración de incisivos superiores primario y primer molar inferior permanente que no habían erupcionado presentando sus raíces dilaceradas, esas piezas no presentaban diente sucedáneo, por lo tanto la dilaceración era de desarrollo.

Más recientemente se ha encontrado un caso de un niño de 6 años que consulta por el estado del incisivo central superior derecho permanente, presentaba una prominencia de tejido duro a nivel del ápice del incisivo central superior derecho temporario que no se había exfoliado6, al hacer el examen radiográfico se observó que la raíz del diente se encontraba distorsionada y la prominencia de tejido duro en fondo de surco era la raíz de diente primario.

Por último Seow y col. 4 describen un caso con una severa dilaceración de un incisivo superior izquierdo primario probablemente como resultado de la laringoscopia, sostienen fuertemente la hipótesis que el trauma en la dentición primaria (hipoplasia y dilaceración en dientes primarios), puede ser el resultado de la intubación endotraqueal que puede ser requerida en los niños prematuros. Si el trauma es un factor etiológico en este caso, este debe haber ocurrido muy tempranamente, si consideramos que la erupción del incisivo primario ocurre entre los 6 y 9 meses de edad y sus raíces completan la erupción entre los 12 y 18 meses, el trauma debe haber ocurrido después de la erupción dental. Yeung7 también presta atención a que las dilaceraciones son a caras mesial y no a caras libres en un reporte previo en la literatura.

CONCLUSIÓN:
Debe destacarse la importancia del estudio clínico-radiográfico para diagnosticar la dilaceración, el interrogatorio para determinar las posibles causas y el seguimiento clínico radiográfico de la zona afectada. Se debe considerar una posible relación causal entre el mesiodens y la dilaceración.

El diente primario dilacerado no presenta una reabsorción normal de sus raíces y como resultado no tiene una exfoliación normal. Esta es la razón por la cual consultan al odontólogo. El profesional debe presentar especial atención a cualquier cambio de coloración y o posición de las piezas dentarias.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Gorlin RJ.Goldman HM, Thomas's Oral Pathology, 6th ST Louis: C V Mosby Company, 1970; 105-106.

  2. Shafer WG, Hine MK, Levy WM. A textbook of oral pathology. 4th ed. Philadelphia: WB Saunders Co.; 2003: 40.

  3. Tomes J. A course of lectures on dental physiology and surgery. London: Parker; 1848.

  4. Seow WK, Perham S, YoungWG, Daley T Dilaceration of a primary maxillary incisor associated with neonatal laryngoscopy. Pediatr Dent. 1990 Sep-Oct; 12(5): 321-4

  5. Andreasen JO. Traumatic injuries to the teeth. 2 nd ed. 1972. p. 273-320.

  6. Kilpatrick NM, Hardam PJ, Welbury RR. Dilaceration of primary tooth. Int J Paediatr Dent.1991 Dec; 1(3): 151-3. Review

  7. Yeung KH, Cheung RC. Tsang MM Compound odontoma associated with an unerupted and dilacerated maxillary primary central incisor in a young patient. Int J Paediatr Dent. 2003 May; 13(3):208-12.

  8. Andreasen JO. Ravn JJ Epidemiology of traumatic dental injuries to primary and permanent teeth in a Danish population sample. Int J Oral Surg. 1972; 1(5):235-9.

  9. Gallas MM, García A. Retention of permanent incisors by mesiodens: a family affair. Br Dent J. 2000 Jan 22;188(2):63-4.

  10. Seddon RP, Johnstone SC, Smith PB. Int J Paediatr Dent. 1997 Sep;7(3):177-84. Mesiodentes in twins: a case report and a review of the literature.

  11. Hyun HK, Lee SJ, Lee SH, Hahn SH, Kim JW. Clinical characteristics and complications associated with mesiodentes. J Oral Maxillofac Surg. 2009 Dec;67(12):2639-43.

  12. Ray D, Bhattacharya B, Sarkar S, Das G. Erupted maxillary conical mesiodens in deciduous dentition in a Bengali girl - A case report. J Indian Soc Pedod Prev Dent. 2005 Sep;23(3):153-5.

  13. Kelly JR, Keeton JM, Barr ES.-Apical fenestration. ASDC J Dent Child. 1976 Mar-April; 43 (2); 96-8.

  14. Bimstein E. Root dilacerations and stunting in two unerupted primary incisors. ASDC J Dent Child, 1978 May-Jun; 45(3):223-5.

  15. Kinirons MJ. Dilaceration and failure of eruption of non successional teeth. J Ir Dent Assoc. 1983 Jul-Aug; 29(4): 53-4.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 50 Nº 4 / 2012 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela