Casos Clínicos

Fractura radicular vertical en incisivo maxilar restaurado con perno metálico y Apicectomía del diente adyacente

Recibido para Arbitraje: 14/01/2010
Aceptado para Publicación: 08/06/2012


  • LUIS FANG MERCADO, Odontólogo Universidad de Cartagena. Investigador Grupo GITOUC Facultad de Odontología Universidad de Cartagena.

  • ALEJANDRA HERRERA HERRERA, Odontóloga Universidad de Cartagena. Investigadora Grupo GITOUC Facultad de Odontología Universidad de Cartagena.

  • CARLOS LEAL ACOSTA, Estudiante Facultad de Odontología Universidad de Cartagena.

  • CARMEN SIERRA BARRIOS, Estudiante Facultad de Odontología Universidad de Cartagena.

  • ANTONIO DIAZ CABALLERO, Odontólogo Universidad de Cartagena. Especialista en Periodoncia Universidad Javeriana. Magister en Educación Universidad del Norte. Estudiante de Doctorado en Ciencias Biomédicas Universidad de Cartagena. Docente titular Universidad de Cartagena. Director Grupo de investigaciones GITOUC
Correspondencia:
Luis Fang Mercado. Facultad de Odontología Universidad de Cartagena. Campus de la Salud. Barrio Zaragocilla. Cartagena, Bolivar, Colombia, Sur América. Teléfono 057+5+6698172 Ext. 110 Fax 057+5+6698173 Ext. 124. Correo electrónico: luifang87@gmail.com y adiazc1@unicartagena.edu.co

Sitio de realización del trabajo: Facultad de Odontología Universidad de Cartagena.

FRACTURA RADICULAR VERTICAL EN INCISIVO MAXILAR RESTAURADO CON PERNO METÁLICO Y APICECTOMÍA DEL DIENTE ADYACENTE

RESUMEN
La Fractura Radicular Vertical (FRV) se puede presentar con frecuencia en la práctica clínica como secuela del abuso desmedido por parte del profesional a los dientes durante el tratamiento endodóntico o a la restauración con pernos intrarradiculares incorrectos. Este tipo de lesiones solo se evidencian cuando el paciente manifiesta alguna sintomatología originada por procesos inflamatorios del tejido periodontal, que en la mayoría de los casos representa un reto para el clínico identificar y diagnosticar apropiadamente durante la evaluación inicial. Por esto es importante reconocer los datos que el paciente logra informar y que el operador puede identificar a través del examen clínico y radiográfico, comprendiendo la situación del individuo. Debido a la complejidad diagnostica de esta lesión radicular es necesaria una cirugía exploratoria donde es posible diagnosticar la FRV siempre y cuando se observe a nivel cervical de la raíz dental. Las alternativas de tratamiento son pocas y dependientes del grado y disposición de la fractura, se puede optar por la exodoncia del órgano afectado o el sellado de la fisura con algún material obturador siempre y cuando sea posible y de pronóstico favorable.

Palabras clave: Fractura radicular, Diente tratado endodónticamente, Pernos intrarradiculares metálico, Apicectomía



VERTICAL ROOT FRACTURE IN MAXILLARY INCISOR RESTORED WITH METAL POST AND APICOECTOMY IN ADJACENT TOOTH

ABSTRACT
The vertical root fracture (VRF) may occur frequently in clinical practice in the wake of excessive abuse by the professional involved teeth due to injuries incurred during endodontic treatment or restoration with intrarradiculares posts incorrect. This type of injury are evident only when the patient manifests some symptoms caused by inflammation of periodontal tissue, which in most cases represents a challenge for clinicians identify and diagnose properly during the initial evaluation. Therefore it is important to recognize the data that the patient achieves and inform the operator can be identified through clinical and radiographic aid, understanding the situation of the individual. Due to the complexity of this lesion diagnosed radicular exploratory surgery is needed where it is possible to diagnose the FRV long as they observe the neck of the tooth root. Treatment options are few and on the degree and willingness of the fracture, you can opt for the extraction of the body concerned or to seal the cracks with a filling material provided that it is feasible and favorable prognosis.

Keywords: Root fracture, Endodontically treated tooth, Intraradicular metal Posts, Apicoectomy


INTRODUCCION

La restauración de los dientes tratados endodónticamente, parte del grado de destrucción coronaria y el tipo de diente 1. Tradicionalmente un diente tratado endodónticamente sin suficiente dentina sana que soporte una corona, recibe un perno para reconstruir el muñón y una corona que proteja y rehabilite el órgano dentario destruido 2. Los esfuerzos soportados en la preparación biomecánica de los conductos o en la condensación endodóntica, además de la presencia de un perno intrarradicular incorrecto, así como la presión del material de cementación; pueden rebasar los límites de tolerancia de la pieza dentaria a la fractura 3.

La fractura radicular vertical (FRV) se caracteriza por ser una pérdida de continuidad longitudinal de la raíz, que inicia en la pared interna del conducto radicular y se propaga a través de la dentina hacia la superficie externa 4. Este daño ocasiona alteraciones del ligamento periodontal, pérdida de tejido óseo y migración apical del epitelio de unión formando progresivamente una saco periodontal 5-7, además de producir concomitantemente una comunicación entre la pulpa y el periodonto que conlleva a la posterior formación de procesos inflamatorios en los tejidos de soporte a nivel lateral o apical, según la ubicación de la fractura 5,8. En los casos de dientes tratados endodónticamente y restaurados con pernos intrarradiculares se incrementa la prevalencia de lesiones periapicales 9, debido a que usualmente la lesión inicial se origina en el ápice radicular dirigiéndose sucesivamente a la región cervical de la raíz 10.

Para el diagnóstico de FRV es importante el examen clínico, el cual incluye: edad del paciente, vitalidad pulpar, tipo de restauración, tipo y grado de dolor, presencia de fístula y de saco periodontal en forma de "W" invertida asociada a la lesión radicular, grado de movilidad y antecedentes de trauma dental. Adicionalmente, los hallazgos radiográficos son de gran importancia, como: ensanchamiento del espacio del ligamento periodontal, lesión radiolúcida periapical, depresiones óseas y separación o no de fragmentos radiculares 5. En la mayoría de los casos el diagnóstico no es certero durante la evaluación inicial 5,7, siendo necesaria una exploración quirúrgica diagnóstica donde es posible identificar la FRV siempre y cuando se observe a nivel cervical de la raíz dental 11, caso contrario ocurre si la lesión se localiza mas apical empeorando el pronóstico del diente.

Las alternativas de tratamiento son pocas y dependientes del grado y disposición de la fractura, si la lesión observada es unilateral y semejante a una fisura es muy probable que se pueda sellar con algún material obturador sin dejar de lado la respuesta del tejido periodontal la cual es incierta 11,12, en cambio si se identifican múltiples fracturas, lesiones de ubicación apical o separación completa de fragmento radiculares la única alternativa es la extracción del órgano dentario 13.


CASO CLINICO

Paciente femenino de 52 años de edad con antecedentes de bruxismo; que acude a consulta odontológica por presentar incomodidad y dolor al morder y masticar en el sector anterior del maxilar superior desde hacía seis meses.

Al examen clínico se observaron restauraciones con coronas individuales en dientes anteriores maxilares con previo tratamiento de conducto desde hacía cuatro años; no se presenciaron fistulas, tumefacciones o procesos inflamatorios en la evaluación visual (Fig.1); las pruebas de percusión vertical y horizontal arrojaron una respuesta positiva localizando dolor en los incisivos central y lateral izquierdos maxilares, al sondaje solo el incisivo central presentó única saco periodontal de 8 mm de profundidad en forma de W invertida a nivel del tercio medio vestibular a lo largo del eje longitudinal del diente; no se detectó movilidad en las dos piezas dentarias y el incisivo central se apreció levemente extruido.

Figura 1
Examen clínico; no se observaron fistulas, tumefacciones o procesos inflamatorios

Al examen radiográfico se observó ensanchamiento del espacio del ligamento periodontal, lesión radiolúcida de 1,5 cm de diámetro de bordes irregulares y que comprometía los ápices radiculares de ambos dientes, posible sobre-obturación del incisivo lateral, adicionalmente el perno intrarradicular del incisivo central se observó con longitud y el diámetro a nivel del tercio cervical se observa mayor a un 1/3 y falta de adaptado cervicodistal de la corona (Fig. 2).

Figura 2
Lesión radiolúcida que compromete los ápices radiculares de ambos dientes, sobre-obturación del incisivo lateral y desadaptación cervicodistal de la corona.

A este nivel no se identificó con certeza cuál de los dos órganos dentarios era el causante de la lesión apical presente, es por esto que se procedió a realizar una exploración quirúrgica diagnóstica, la cual inició con una incisión horizontal intracrevicular desde distal del incisivo lateral derecho hasta distal del canino izquierdo con una relajante vertical a esta altura, diseñando así un colgajo mucoperióstico triangular o de Reinmoller a espesor completo, inmediatamente se levantó el colgajo, se identificó una fractura radicular vertical en el incisivo central a nivel del eje longitudinal de este, coincidiendo con la perdida de hueso alveolar vestibular (Fig. 3), se decidió realizar la extracción de este órgano dentario y apicectomía del incisivo lateral, corrigiendo así la sobre-obturación que presentaba y permitir el proceso de cicatrización ósea sin agentes contaminantes; para esto se procedió a realizar una ventana quirúrgica en la cortical ósea a nivel apical del incisivo lateral, se realizó un curetaje apical y apicectomía o resección apical de 2 mm, más la obturación retrograda con Mineral Trióxido Agregado (MTA), pernoriormente se reposicionó el colgajo y se suturó con seda múltiples nudos colchoneros interdentales y en X en mucosa vestibular.

Figura 3
FRV en incisivo central a nivel del eje longitudinal que coincide con la pérdida de hueso alveolar vestibular.

El postoperatorio fue favorable, se realizaron controles radiográficos a los 3 y 6 meses; Donde se observó neo-formación del trabeculado óseo del hueso alveolar y disminución de tamaño de la lesión radiolúcida (Fig. 4).

Figura 4
Control radiográfico a los 6 meses, donde se observa neo-formación del trabeculado óseo del hueso alveolar y disminución de tamaño de la lesión radiolúcida.

DISCUSIÓN

La FRV se puede presentar con frecuencia producto del abuso por parte del clínico a los órganos dentarios afectados, a través de las injurias soportadas durante el tratamiento endodóntico o durante la restauración con pernos intrarradiculares incorrectos 14. A su vez, el bruxismo y la edad de los individuos conforman factores de susceptibilidad en personas mayores a los 60 años siendo más propensos a sufrirla 10. Es posible que el grado de desmineralización y resistencia al daño por parte de los dientes desvitalizados no solo este asociado a la edad del individuo sino al tiempo que este lleve dicha condición, que junto a la cronicidad de traumatismos leves como el rechinar de dientes puede ocasionar lesiones radicular como sucedió en esta ocasión.

Este tipo de lesiones solo se evidencian cuando el paciente manifiesta alguna sintomatología producto de los procesos inflamatorios del tejido periodontal 15y en la mayoría de los casos representa un reto para el clínico identificar y diagnosticar apropiadamente esta afección. El caso anteriormente presentado no fue la excepción; inicialmente se desconocía cuál de los dos órganos dentarios era el causal de la lesión radiolúcida observada radiográficamente, ambos presentaron dolor a la percusión y fueron tratados endodónticamente con anticipación, el sondaje inclino la balanza al incisivo central por presentar saco periodontal pero el incisivo lateral se encontró sobre-obturado, estos datos tan ambiguos originaron incertidumbre para el diagnóstico exacto.

Es de gran importancia reconocer los datos que el paciente logra informar y que el operador puede identificar. El examen clínico y radiográfico son de gran importancia para comprender la situación del individuo 5,9,16,17. Sin embargo no siempre se puede confiar solo de ellas, es aquí donde la pericia y experiencia del clínico entran en juego para buscar el órgano dental afectado. Solo la exploración quirúrgica diagnóstica permitió obtener los datos certeros para comprender el pronóstico y tratamiento efectuado.

De las opciones de tratamiento útiles para FRV se plantean: la exodoncia del órgano afectado 12 o el sellado de la fractura con algún material obturador con alto grado de biocompatibilidad 18, con esta opción se tiene un grado de posibilidad que la respuesta del tejido periodontal sea favorable sin que se desarrollen procesos inflamatorios a nivel periodontal u óseo. Siendo la extracción dentaria el único tratamiento exitoso, que facilita la involución de los procesos inflamatorios y estimule la cicatrización tisular 5,12,19. En esta oportunidad la exodoncia del incisivo fracturado fue lo más indicado, aunque se observó una lesión semejante a una fisura que se extendía desde cervical hasta el ápice radicular; para contemplar la posibilidad de sellar la lesión con algún material obturador se tendría que extraer el diente, sellar la fractura y reimplantarlo sin mencionar que la lesión periapical probablemente disminuiría el proceso de cicatrización tisular 18.

La mayoría de las veces la sintomatología que los pacientes padecen es producto de la formación de lesiones periapicales o abscesos periodontales 5,15, la cual en este caso afectó el ápice radicular del diente adyacente; para estimular el proceso de cicatrización ósea sin agentes contaminantes, la apicectomía fue el tratamiento indicado en comparación al manejo no quirúrgico de este tipo de lesiones 20. En la literatura autores 21-23 defienden la repetición del tratamiento endodóntico para el manejo de lesiones periapicales, pero en esta ocasión entrados en completo procedimiento quirúrgico con un amplio campo operatorio la apicectomía fue lo más indicado tanto para el clínico como para el paciente.

La FRV es muy probable que pase desapercibida en los pacientes que acuden a consulta odontológica siempre y cuando no se presenten síntomas, en caso contrario se debe estar atento a toda la información suministrada por el paciente y los hallazgos obtenidos gracias al examen clínico y radiográfico sin dejar de lado el manejo quirúrgico de este tipo de lesiones, que se convierte en un reto diagnóstico a todo odontólogo.

BIBLIOGRAFIA

  1. Okada D, Miura H, Suzuki C, Komada W, Shin C, Yamamoto M, et al. Stress distribution in roots restored with different types of post systems with composite resin. Dent Mater J. 2008 Jul;27(4):605-11.

  2. Gogna R, Jagadish S, Shashikala K, Keshava Prasad B. Restoration of badly broken, endodontically treated pernorior teeth. J Conserv Dent. 2009 Jul;12(3):123-8.

  3. Cecchin D, Farina AP, Guerreiro CA, Carlini-Junior B. Fracture resistance of roots prosthetically restored with intra-radicular posts of different lengths. J Oral Rehabil. 2010 Feb;37(2):116-22.

  4. Pitts DL, Natkin E. Diagnosis and treatment of vertical root fractures. J Endod. 1983 Aug;9(8):338-46.

  5. Cohen S, Blanco L, Berman L. Vertical root fractures: clinical and radiographic diagnosis. J Am Dent Assoc. 2003 Apr;134(4):434-41.

  6. Eichelsbacher F, Denner W, Klaiber B, Schlagenhauf U. Periodontal status of teeth with crown-root fractures: results two years after adhesive fragment reattachment. J Clin Periodontol. 2009 Oct;36(10):905-11.

  7. Moule AJ, Kahler B. Diagnosis and management of teeth with vertical root fractures. Aust Dent J. 1999 Jun;44(2):75-87.

  8. Peciuliene V, Rimkuviene J, Maneliene R, Ivanauskaite D. Apical periodontitis in root filled teeth associated with the quality of root fillings. Stomatologija. 2006;8(4):122-6.

  9. Jamani KD, Aqrabawi J, Fayyad MA. A radiographic study of the relationship between technical quality of coronoradicular posts and periapical status in a Jordanian population. J Oral Sci. 2005 Sep;47(3):123-8.

  10. Mireku AS, Romberg E, Fouad AF, Arola D. Vertical fracture of root filled teeth restored with posts: the effects of patient age and dentine thickness. Int Endod J. 2010 Mar;43(3):218-25.

  11. Taschieri S, Laster Z, Rosano G, Weinstein T, Del Fabbro M. Surgical decision making in coronally located vertical root fracture. Minerva Stomatol. 2009 Sep;58(9):399-413.

  12. Tamse A, Zilburg I, Halpern J. Vertical root fractures in adjacent maxillary premolars: an endodontic-prosthetic perplexity. Int Endod J. 1998 Mar;31(2):127-32.

  13. Zadik Y, Sandler V, Bechor R, Salehrabi R. Analysis of factors related to extraction of endodontically treated teeth. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2008 Nov;106(5):e31-5.

  14. Cohen S, Berman LH, Blanco L, Bakland L, Kim JS. A demographic analysis of vertical root fractures. J Endod. 2006 Dec;32(12):1160-3

  15. Fox K, Wood DJ, Youngson CC. A clinical report of 85 fractured metallic post-retained crowns. Int Endod J. 2004 Aug;37(8):561-73.

  16. Bornstein MM, Wolner-Hanssen AB, Sendi P, von Arx T. Comparison of intraoral radiography and limited cone beam computed tomography for the assessment of root-fractured permanent teeth. Dent Traumatol. 2009 Dec;25(6):571-7.

  17. Prates F, Fontanella V. Diagnóstico de fracturas radiculares verticales mediante Cone Beam Computed Tomography.

  18. Sugaya T, Kawanami M, Noguchi H, Kato H, Masaka N. Periodontal healing after bonding treatment of vertical root fracture. Dent Traumatol. 2001 Aug;17(4):174-9.

  19. Casanellas Bassols J, Cadafalch Cabaní J. Reconstrucción de dientes endodonciados. 2005.

  20. Yan MT. The management of periapical lesions in endodontically treated teeth. Aust Endod J. 2006 Apr;32(1):2-15.

  21. Broon NJ, Bortoluzzi EA, Bramante CM. Repair of large periapical radiolucent lesions of endodontic origin without surgical treatment. Aust Endod J. 2007 Apr;33(1):36-41.

  22. Soares J, Santos S, Silveira F, Nunes E. Nonsurgical treatment of extensive cyst-like periapical lesion of endodontic origin. Int Endod J. 2006 Jul;39(7):566-75.

  23. Fernandes M, De Ataide I. Non-surgical management of a large periapical lesion using a simple aspiration technique: a case report. Int Endod J. 2010 Jun;43(6):536-42.