PUBLICIDAD  
  Venezuela, 30 de Mayo de 2017

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Página de Ortodoncia:
BIOMECÁNICA DEL PLANO DE MORDIDA ANTERIOR
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 42 Nº 2 / 2004 >

  • Oscar Quirós Alvarez, prof. Asociado de la Cátedra de Ortodoncia de la UCV.
Este plano aparentemente inofensivo puede ser un arma de dos filos en manos inexpertas, cuando tenemos un paciente joven con mordida profunda anterior, es frecuente la utilización del plano de mordida anterior para producir un levantamiento del plano de oclusión a expensas de los dientes antero-inferiores, los cuales harán contacto con la placa acrílica produciendo una separación o desoclusión posterior, para facilitar la erupción pasiva de molares y premolares.

Antes de colocar un plano de mordida anterior debemos evaluar varios factores que determinaran el éxito o fracaso del procedimiento, el primer factor a evaluar es el tipo de maloclusión del paciente y las características cefalométricas que determinan la dirección de crecimiento de la mandíbula, asi pues podemos observar dentro del biotipo de los pacientes que los pacientes con mordida profunda considerados braquicefalicos, tienen tendencia a presentar un tercio facial inferior disminuido con una rotación de la mandíbula hacia arriba y hacia delante. Si evaluamos en eje de rotación de la mandíbula conocido como "EJE Y", el cual esta dado por la intersección del plano NS con el plano S-Gn, cuyo valor promedio es de 67º, podemos observar que en los pacientes braquifaciales con mordida profunda este ángulo esta generalmente disminuido, o sea, su valor es menor a 67º, mientras que en pacientes dolicofaciales, podríamos encontrar que esta dirección de crecimiento de la mandíbula puede seguir la dirección de las agujas del reloj lo que produciría una tendencia a rotación de la mandíbula hacia abajo y hacia atrás, por lo que el valor del ángulo podría estar aumentado; esta medición es de suma importancia al momento de seleccionar la terapia para tratar la mordida profunda, ya que si la tendencia de crecimiento del paciente es hacia abajo y atrás, al colocar un plano de mordida anterior, podríamos aumentar la rotación de la misma agravando el problema de crecimiento del paciente, y con la posibilidad de producir problemas articulares asociados. Si por el contrario la tendencia de rotación de la mandíbula es hacia arriba y adelante, el uso del plano de mordida favorecerá el cambio en la dirección de crecimiento, al mismo tiempo que facilitará la desprofundización de la mordida.

En los pacientes con tendencia a rotación hacia abajo y atrás de la mandíbula y/o tercio inferior de la cara aumentado, está contraindicado el uso del plano de mordida anterior en aparatología removible y la terapia a seguir debe ser muy bien controlada por el ortodoncista.

La indicación mas precisa del plano de mordida anterior es, pacientes en dentición mixta o permanente temprana, con mordida profunda, tercio inferior de la cara disminuido y rotación favorable de la dirección de crecimiento mandibular. Funciona produciendo una rotación de la mandíbula sobre el eje condilar, desocluyendo los dientes posteriores y facilitando la erupción pasiva de los premolares y molares.

HOME > EDICIONES > VOLUMEN 42 Nº 2 / 2004 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela