PUBLICIDAD  
  Venezuela, 27 de Junio de 2017

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
FIBROMIALGIA Y ORTODONCIA
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 40 Nº 2 / 2002 >

Actitud del Ortodoncista ante la enfermedad invisible

  • Dr. Oscar J. Quirós Álvarez, Ortodoncista, Profesor Asociado de la Cátedra de Ortodoncia de la Universidad Central de Venezuela.

  • Dra. Liliana Rodríguez, Odontólogo UCV.

  • Dr. Ernesto Lezama, Odontólogo UCV.

  • Br. Jelsyka Quirós C., Estudiante de Odontología. UCV.

  • Br. Luzmarina Quirós C., Estudiante de Psicología. UCV.
Recibido para arbitraje: 14/01/02
Aceptado para publicación: 26/02//02


RESUMEN:
La Fibromialgia (FM) es una enfermedad que afecta entre el 3 y el 5% de la población mundial está caracterizada por dolor músculo – esquelético generalizado y características similares a algunos problemas de trastornos Témporo Mandibulares, la correcta anamnesis y examen clínico facilitan su detección y la factibilidad de auxilio en el tratamiento, mediante el uso de placas blandas miorelajantes. En este trabajo fueron examinados 22 pacientes con sintomatología coincidente a la Fibromialgia, reduciéndose la muestra a 12 en los cuales se diagnosticó de la enfermedad, obteniéndose resultados positivos al uso de la placa miorelajante.

PALABRAS CLAVE: Fibromialgia, Dolor Facial, Dolor Miofascial, ATM, dolor de la Articulación Témporo Mandibular, Ortodoncia.

ABSTRACT:
Fibromyalgia (FM) is a widespread musculoskeletal pain and fatigue disorder that affects between 3 and 5% of the world. It’s symptoms are similar to Temporomandibular disorders. The anamnesis and clinical examination help us to detect it and made possible the dental treatment with soft splints. In this study 22 patients with Facial, TMJ or Cervical pain was examinated only 12 shows coincident symptoms with Fibromialgia. We obtain good results in those patients decreasing the facial and neck pain, using the soft splint.

KEYWORDS: Fibromyalgia, Facial Pain, Miofascial Pain, TMJ, Temporo Mandibular Dissorders, Orthodontics.


INTRODUCCION:
La Fibromialgia (FM) es una enfermedad crónica generalizada, de etiología desconocida. Los pacientes afectados presentan dolor músculo-esquelético generalizado con múltiples puntos sensibles de localización característica. Otra de las características resaltantes de la Fibromialgia es la sensación de cansancio generalizado que refieren las personas afectadas.[1] [2]

La Fibromialgia es una de las enfermedades de mas reciente descripción, quizás tan antigua como el mismo hombre pero que no había sido identificada como enfermedad hasta hace pocos años2 3, siendo aun hoy día desconocida por muchos profesionales de la salud, y productora de innumerables repercusiones en la vida diaria de millones de personas en el mundo entero. Su prevalencia se sitúa en el 2 a 3 % de todas las personas adultas, aunque no es habitual también puede afectar a los niños. La prevalencia que se incrementa con la edad. Ocupan 10-20% de las consultas de reumatología y del 5-7% en una consulta de atención primaria[3], sin embargo se estima que alrededor del 90% de los enfermos con Fibromialgia no están diagnosticados, ya sea por desconocimiento de los profesionales de salud acerca de la enfermedad o porque muchos profesionales no la han querido reconocer como tal.[4] La palabra Fibromialgia proviene de los vocablos compuestos fibro: Tejido conjuntivo, mio: músculo y algia: dolor, que significan dolor en los tejidos fibrosos de músculos, ligamentos y tendones. Los Odontólogos y de manera mas particular los Ortodoncistas suelen atender pacientes con dolores de características similares a los presentados por los pacientes con Fibromialgia, sin embargo habitualmente hemos sido condicionados para pensar en el dolor miofascial, en los trastornos de la articulación temporomandibular, pensamos en desplazamientos o dislocación del disco articular, lujaciones, artritis, anquilosis, trastornos de oclusión, desordenes masticatorios. Numerosos autores han descritos los síntomas asociados al síndrome doloroso miofascial, pero muy pocos por no decir ninguno se ha paseado por la posibilidad de asociar estos signos y síntomas con la entidad conocida con el nombre de Fibromialgia.[5] [6] [7] [8] [9]

ANTECEDENTES HISTORICOS
La primera descripción aparece en1750 cuando sir Richard Manningham publica su descripción de la Febrícula o fiebre baja, citando descripciones similares a las hechas por Hipócrates. En 1880 el Dr. George Beard escribe un libro llamado “American Nervousness” utilizando el termino de neurastenia, aplicado a las personas que presentaban perdida de fortaleza, fatiga o cansancio de manera crónica. En 1843 Froriep describe una asociación entre reumatismo y puntos dolorosos. A partir de ese momento, de manera infructuosa los investigadores han realizado intentos de controlar esta enfermedad, a la cual siempre se le ha denominado con nombres rimbombantes y hasta seductores como por ejemplo: Gowers (1904) utiliza el término fibrositis; 5 años más tarde (Osler, 1909) la denomina fibrofasciopatía; Stockman (1909) encuentra nódulos con biopsias positivas; Hench (1936) niega la afirmación anterior, comenzándose a partir de ese momento a estudiar la posible psicologización de la enfermedad. Lewis y Kellgren (1936) definen los Trigger point o puntos de gatillo e introducen el concepto de dolor referido; Hallyday (1937) y Ellman (1950) se refieren al reumatismo psicógeno y posteriormente las escuelas psico-reumáticas (1963) hacen referencia al dolor por autoalimentación, en donde una especial personalidad provoca una tensión mantenida que da entrada a un espasmo muscular y este al dolor, completándose de esta manera el circulo estrés-espasmo-dolor[10] [11]

SÍNTOMAS:
La Fibromialgia esta caracterizada por un dolor generalizado a nivel muscular, cansancio y entumecimiento, el cual puede estar asociado a dificultades para dormir (sueño intranquilo, entrecortado, no reparador) somnolencia diurna o sensación de pesadez de los parpados. El dolor generalizado del cuerpo data de tres o mas meses, con periodos de agudización, pueden referirse mialgias de localización imprecisa, sensación de tumefacción rigidez u hormigueo matinal en las manos, parestesia y disestesias en las manos, apretamiento dentario, sensación de cansancio en la mandíbula y los músculos asociados a la masticación, sobre todo al despertar en las mañanas. Alrededor del 50% de los pacientes con Fibromialgia presentan cefaleas o migrañas recurrentes, y en pacientes hipertensos, pueden presentarse cuadros de descompensación. Puede haber problemas gastrointestinales como síndrome de colon irritable con flatulencia, estreñimiento y/o diarreas, algunos pacientes experimentan aumento en la frecuencia de orinar, en las mujeres suele presentarse dolor en el periodo menstrual (dismenorrea), sensibilidad en la piel, resequedad en los ojos o en la boca. Todo esto está generalmente asociado a dolor en el cuello y en la parte alta de la espalda, donde comúnmente refiere el paciente que se origina. Al presionar los puntos gatillo el paciente puede referir en varios de ellos dolor.[12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24]

Los trastornos Temporo – mandibulares suelen estar referidos como causantes de dolores intensos de cabeza y cara en más del 25 % de los pacientes, sin embargo algunos reportes indican que más del 90 % de los pacientes con fibromialgia presentan dolores faciales y mandibulares, generalmente asociados a los músculos y ligamentos relacionados con la articulación, mas no a la articulación propiamente dicha[25], la palpación por parte del odontólogo o del ortodoncista de los músculos pterigoideos suele ser una prueba bastante efectiva en estos pacientes.

Como consecuencia de todos estos factores los pacientes con FM se ven psicológicamente afectados, presentando irritabilidad, inestabilidad emocional, desordenes cognitivos como: dificultades de atención, concentración y comprensión, pérdida de la memoria, confusión mental y síntomas disociativos; algunos pacientes presentan tendencia compulsiva hacia la limpieza y orden, ansiedad, neuroticismo, hipocondriasis y depresión, características que mejoran notablemente con el tratamiento adecuado de la enfermedad.2 9 [26] [27]

CUAUSAS:
La fibromialgia suele clasificarse en primaria y secundaria; la fibromialgia primaria es la forma más frecuente.

La causa o causas de la fibromialgia primaria son hasta hoy desconocidas; algunas veces es llamada fibromialgia idiopática. Muchos expertos creen que la fibromialgia no es una enfermedad aislada sino una alteración disfuncional causada por un conjunto de respuestas biológicas ante situaciones de estrés en las personas que son más susceptibles a éste, debido a experiencias personales negativas o a factores genéticos. El trauma físico o emocional, o las infecciones vírales, como el virus Epstein-Barr, pueden actuar como desencadenantes del inicio de la enfermedad, pero no se ha podido demostrar que alguno de ellos sea el causal de la fibromialgia primaria. Los estudios más recientes están ahora mostrando que la disminución del umbral de dolor experimentada por los pacientes con FM puede estar asociada con cambios en el proceso de percepción del dolor por el organismo; las causas no se comprenden todavía, sin embargo algunos exámenes específicos de química sanguinea para Fibromialgia han mostrado elevados niveles de ácido hialurónico en el suero de mujeres con FM, asociado a esto encontramos una sustancia llamada hialuronidasa (H-ase) que contribuye a disminuir los niveles de ácido hialurónico la cual en situaciones de ansiedad o estrés se encuentra deprimida. Otras sustancias como la serotonina de importancia en la regulación del dolor han sido detectadas en niveles bajos. Otro hallazgo reciente es la disminución de la concentración de hormona de crecimiento (GH) en los pacientes con FM, en estudios realizados su incremento ha influido mucho en la mejoría de los pacientes afectados en un periodo de 9 meses en promedio.[28]

Se han encontrado evidencias de casos de FM los cuales han comenzado luego de procesos específicos que han afectado de manera puntual al individuo, como infecciones bacterianas o virales, trastornos emocionales fuertes como divorcios, muerte de familiares muy allegados, problemas serios de relación familiar o afectiva, en otros casos accidentes o posterior a otras enfermedades que afecten de manera limitativa la calidad de vida del enfermo, como artritis reumatoidea, lupus eritematoso, diabetes mellitus etc. Al parecer estos agentes no son los causantes de la FM, sino que actúan como desencadenantes o disparadores de la misma que puede haber estado presentes con características muy leves, casi imperceptibles en el paciente.

La asociación de esta enfermedad con el Estrés es cada día más fuerte. Aun cuando las investigaciones médicas están dirigidas al estudio de la sintomatología, alteraciones musculares, alteraciones del sistema imunológico o problemas hormonales, numerosos investigadores se han avocado a las manifestaciones psicológicas y psiquiátricas de la misma. La ansiedad y la depresión parecen influir de manera clara en el aumento de los síntomas de la enfermedad, asociado a las características de la vida actual el exceso de trabajo se manifiesta como un potencial desencadenador del proceso de instauración de la enfermedad.2

DIAGNÓSTICO:
Aún cuando no hay pruebas específicas de comprobación de la enfermedad, lo primordial en su diagnóstico es la historia clínica del paciente, una buena anamnesis es fundamental, acompañada de un buen reconocimiento físico. El Ortodoncista debe asociar las características de la enfermedad con las características de las entidades habitualmente descritas para otras patologías de la cara y cráneo como el dolor miofacial y las patologías de la ATM, ya que muchas de ellas pueden ser comunes para todo el grupo, sin embargo el descarte de las otras características de la enfermedad permitirán al ortodoncista orientarse en el posible diagnóstico de la misma y proceder al tratamiento de la sintomatología estomatológica de la misma.[29]

La presión digital en los llamados puntos de gatillo[30] [31] [32], realizada con fuerza (hasta 4 kg de presión digital) debe disparar el dolor en mas del 50% de los diferentes puntos en el cuerpo entero, sin embargo los de más fácil localización por el ortodoncista o por el odontólogo general son: palpación del Occipucio: bilateral en la inserción del músculo suboccipital, Cervical bajo: bilateral en la parte anterior de los espacios intertransverso C5 . C7, Trapecio: bilateral, en el punto medio del borde superior, Supraespinosos: bilateral, en los puntos de origen supraescapular, cerca del borde medio y Epicóndilo, en ambos brazos, a 2 cm aprox del codo en la región dorsal del antebrazo. Otros puntos que suelen estar afectados son el músculo Pterigoideo externo el cual se presenta sumamente doloroso a la palpación, los músculos masetero y temporal pueden también estar afectados, refiriendo muchos pacientes como una sensación de irritabilidad en la región de las aponeurosis de los temporales y a veces hipersensibilidad del cuero cabelludo.

Figuras 1, 2, 3,4,5

Figuras 1y 2: Puntos gatillo que pueden ser fácilmente detectados
por el odontólogo en cuello y espalda



Figura 3: Palpación del pterigoideo

Figuras 4 y 5: Músculos pterigoideos, bucinador, y músculo temporal



DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES:
El diagnóstico diferencial en Fibromialgia incluye las enfermedades reumáticas al igual que cualquier otro trastorno que pueda provocar al paciente dolor y/o rigidez músculo- esquelética y extra articular.

  • Síndrome de Fatiga crónica
  • Enfermedades dolorosas locales
  • Síndrome de dolor miofascial
  • Síndrome de disfunción de la ATM
  • Enfermedad de Lyme o borreliosis de Lyme
  • Coexistencia de diversas formas de reumatismo de partes blandas
  • Enfermedades reumáticas
  • Estadíos iniciales de artropatías inflamatorias
  • Polimiositis / Dermatomiositis
  • Polimialgia reumática
  • Osteoporosis/Osteomalacia
  • Reumatismo Psicógeno
  • Depresión, Ansiedad
  • Trastornos psiconeuroimunológicos
  • Trastornos primarios de sueño
  • Apnea del sueño
    Insomnio
  • Ronquidos / Síndrome de resistencia de las vías aéreas superiores
  • Trastornos periódicos del movimiento de los miembros
  • Bruxismo en el sueño
  • Endocrinopatías metabólicas
  • Cáncer

El hecho de que pudieran existir enfermedades concomitantes no es excluyente en el diagnóstico de la Fibromialgia 1 [33] [34] [35] [36]

TRATAMIENTO:
En la actualidad no existe un tratamiento que produzca la curación definitiva de esta enfermedad. Los pasos a seguir para un tratamiento correcto son: el diagnóstico firme, la explicación de la naturaleza de la enfermedad, la educación para evitar los factores agravantes, el tratamiento de las alteraciones psicológicas asociadas si las hay, el cambio de comportamiento, el ejercicio físico, el tratamiento con medidas locales como infiltraciones y masajes y el uso de analgésicos y otros medicamentos que aumenten la tolerancia al dolor. Tratamiento especializado de maloclusiones y malposiciones dentarias que pudieran generar trastornos de oclusión y masticación. En pocas palabras un equipo multidisciplinario bien entrenado formado por médicos y odontólogos especializados con un buen conocimiento en el manejo de la enfermedad, psicólogos, psiquiatras y fisioterapeutas 2 [37] [38]

Una de las mejores terapias consiste en hacer ejercicios de bajo impacto. Ejemplos de esta clase de ejercicios son natación, o ejercicios en agua, tensión dinámica, Tai Chi, masajes y ejercicios en máquinas motorizadas (Gimnasia motorizada). Las máquinas motorizadas, ejercitan suave y efectivamente la parte de su cuerpo para la cual ha sido diseñada mediante movimientos repetitivos fijos en un determinado periodo de tiempo: lo que ayuda a mantener la tonicidad y la firmeza de los distintos grupos musculares. Estos movimientos de alta repetición de las máquinas conjugan una combinación que aplicada en forma isométrica, restituye la tonicidad y la elasticidad muscular, incrementan el flujo del oxigeno sanguíneo en las células, desintoxican el organismo y ayudan a vencer la celulitis. Los niveles energéticos aumentan porque la repetición de estos movimientos hace que los músculos desechen la reserva de glucosa que tienen en depósito.[39] [40]

Puede que sea necesario empezar sus ejercicios en niveles bajos. Una buena cantidad al comienzo puede ser 5 minutos cada 2 días. En aquellas personas con poca o ninguna ejercitación física en los últimos 2 años. Continúe incrementando la duración y frecuencia de los ejercicios hasta que esté ejercitando por lo menos de 30 a 60 minutos en un mínimo de 4 veces por semana. En los equipos de gimnasia motorizada puede comenzar con sesiones de 30 minutos 2 veces a la semana incrementándolas a 1 hora 3 veces a la semana. No son recomendables los ejercicios de alto impacto como Spinning, aeróbicos agotadores etc. Y se recomienda evitar la asociación de ruidos estridentes al ejercitar, preferiblemente ejercítese en un ambiente con música suave que le permita relajarse mientras se ejercita.

Los síntomas de la Fibromialgia se empeoran con la tensión y el mal dormir, es importante evitar toda la tensión posible de su vida y dormir todo el tiempo que su cuerpo sienta que sea necesario. Poco antes de acostarse, evite las sustancias que causan problemas al dormir, como el alcohol y el café, sustitúyalos por bebidas como las infusiones o te.

Existen otros cambios pequeños y simples que pueden ser útiles. Por ejemplo, trate de mantener diariamente un nivel de actividad constante. Muchas personas con Fibromialgia tratan de hacer demasiado en los días que se sienten mejor, lo que trae como consecuencia varios días de cansancio después. Manteniendo un nivel de actividad constante, puede evitar tener tantos días de cansancio.

MEDICACION
La medicación no debe ser considerada como la única forma de controlar el dolor en los pacientes con FM ellos deben formar parte de una estrategia global, combinando: nutrición, ejercitación, terapia mental, cambios en el estilo de vida, y otras opciones alternativas no medicinales para el control del dolor.

Algunos medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central pueden ser útiles en el tratamiento de la Fibromialgia. Estos medicamentos actúan sobre insomnio, dolor y fatiga. Sin embargo debe tenerse en cuenta que algunos medicamentos pueden afectarle disminuyendo su capacidad digestiva, produciendo malestar estomacal, flatulencia o reflujo. De ser el caso disminuya la ingesta de carbohidratos es recomendable también hacer una curva de tolerancia glucosada, para verificar los niveles de resistencia de la insulina. [41] [42] [43]

Aun cuando existen múltiples productos de medicina alternativa o naturista que pueden ser utilizados como auxiliares en el tratamiento de la FM, se recomienda no mezclarlos con los medicamentos alopáticos sin antes consultar al médico tratante

Antidepresivos, ansiolíticos y tratamiento psicofármacológico:

Antidepresivos tricíclicos como:
La amitriptilina (25 mgr en dosis nocturna) ha demostrado ser mejor que placebo a corto plazo. No influye en la fisiología del sueño. Usado por un alto porcentaje de los pacientes con FM.

La fluoxetina (20 mg por la mañana) asociada a amitriptilina (10-25 mg), ha demostrado ser más beneficiosa que el uso de los fármacos por separado.

Alprazolam: es el único ansiolítico que produce efecto positivo en pacientes con FM. Se han demostrado los efectos positivos de asociación de Alprazolam (0.5-3mg/d) con Ibuprufeno (2.4 g/d)

Relajantes musculares
El único relajante muscular que ha demostrado beneficio en FM es la ciclobenzaprina (10 a 30 mg/d)) usada sola o en combinación con Ibuprofeno. Sin embargo sus efectos no son superiores a los del placebo con su uso prolongado.

Anestésicos
En las zonas de hiperalgesia focal incapacitante, la administración de un anestésico como lidocaína al 1% solo o en combinación con 40 mg de una suspensión de acetato de hidrocortisona, puede mejorar los niveles de dolor durante 30 días tras la administración.

Analgésicos
A los pacientes con FM les son prescritos aún cuando no se ha podido demostrar su eficacia real. El Ácido Acetil Salcílico 650 mg. c/3 a 4 horas u otros AINE en dosis terapéuticas pueden ser utilizados como auxiliares para el alivio del dolor en ciertos casos, salvo las contraindicaciones inherentes al propio medicamento. Debe ser evitado el uso de analgésicos narcóticos, excepto en pacientes con dolor moderado-severo, Su prescripción requiere un seguimiento cercano, dada la tolerancia y dependencia que se deriva de su uso prolongado.

Anti-inflamatorios
El Ibuprofeno es el único AINES que ha sido estudiado, ha demostrado ser beneficioso sólo si es usado en combinación con alprazolam. La utilidad de los AINES en el tratamiento de la FM es limitado. Sin embargo pacientes que se presentan con un síndrome de dolor regional sobrepuesto a su dolor músculo-esquelético generalizado pueden beneficiarse del uso de Ibuprofeno o de otro AINES. Lo mismo que los pacientes con hipermovilidad propensos a sufrir lesiones de tejidos blandos. Se deben usar por un tiempo limitado y conociendo sus efectos secundarios, sobre todo en adultos mayores.

Medicina alternativa y naturista
5-HTP y St. John´s Wort pueden ser efectivos en el incremento de los niveles de serotonina en el cerebro. Estudios a doble ciego que involucraron a 50 pacientes con Fibromialgia demostraron que 5-HTP en dosis de 100 mg. tres veces al día, arrojaron como resultados una disminución del dolor muscular, ansiedad y cansancio matutino, incrementando los niveles de serotonina. El St. John´s Worth puede ser de gran utilidad en el tratamiento de la depresión, estimulando también el aumento de los niveles de serotonina. A dosis de 100 Mg tres veces diarias puede ser efectivo en la reducción de los síntomas de la FM [44]

El Magnesio es un poderoso nutriente con especial importancia en el tratamiento de la FM, sus niveles pueden aparecer bajos en la mayoría de los pacientes con dolor crónico. La dosis recomendada es de 100 mg. Diarios tres veces al día, algunos estudios han indicado que 300 a 600 mg de magnesio al día acompañados de Ácido Málico reducen los síntomas de la FM. Junto a la coenzima Q10, y la L-Carnitina actúan en el ciclo de Kreb´s para la producción de energía reduciendo la fatiga asociada a la FM.29

Como coadyuvante para el sueño puede utilizarse la Valeriana en dosis de una a tres cápsulas de 160 mg [45]

MATERIALES Y MÉTODOS
Fueron examinados 22 pacientes, quienes referían diversa sintomatología como: dolores referidos a la zona de la ATM, problemas diversos como dolor en el cuello, dolores musculares en la zona parietal, apretamiento nocturno de dientes, cansancio muscular al masticar, para tales efectos fue elaborada una serie de preguntas a las cuales los pacientes deberían responder afirmativamente o negativamente (ver anexo 1), posteriormente se les realizó una rutina de exámenes físicos y radiográficos (radiografías panorámicas, radiografías de ATM). tendientes a descartar otros tipos de problemas como: compresión de pterigoideos, puntos de gatillo, apertura y cierre, ruidos articulares. De los 22 pacientes fueron descartados 11 con problemas asociados a trastornos de la ATM, disfunción temporomandibular, trastornos asociados a artritis reumatoidea o trastornos eventuales no característicos de la Fibromialgia. De los 11 pacientes tomados como muestra para este trabajo 9 eran de sexo femenino y 2 del sexo masculino.

Entre las características comunes al grupo encontramos:
Dolores frecuentes de cabeza, dolor asociado al cuello y parte alta de la espalda, trastornos de sueño (sueño intranquilo, no reparador) sensación de cansancio y somnolencia diurna, malestar físico de varios meses de duración con periodos de exacerbación.

Al examen clínico realizado todos respondieron con reacción dolorosa a la palpación de los puntos de gatillo y a la palpación intrabucal de los pterigoideos y la compresión de bucinadores y/o maseteros.

Dado el hecho de haber sido referidos al ortodoncista por dolor compatible con disfunción en la ATM y su posible asociación a trastornos de oclusión, la mayoría de estos pacientes presentaban algún grado de problemas de maloclusión o malposición dentaria, producida por apiñamiento o por ausencia de dientes..

Se procedió al diagnóstico y tratamiento ortodóncico en 7 de ellos para mejorar su función masticatoria disminuyendo así la influencia que ejercen los trastornos de oclusión sobre la ATM.

Simultáneo a esto se utilizó una placa miorelajante, tanto en los tratados ortodóncicamente como en los no tratados, la placa fue confeccionada sobre una lámina de material resilente similar al utilizado para los protectores bucales en un calibre de 0.60” se indicó el uso nocturno y en aquellos pacientes que presentaban apretamiento dentario diurno, se les recomendó el uso diurno en los periodos de mayor tensión emocional, (épocas de exámenes, períodos de trabajo excesivo como: cierre tributario, cierre de nómina etc.) el alivio de los síntomas referidos por los pacientes fue en pocos días, la mayoría refirió que a los dos días ya sentían un alivio evidente sobre todo en lo que refería a apretamiento dentario, dolores en el cuello , cráneo y cara, dolores de cabeza etc.



Miorelajante y lámina termoformable calibre 0.60”


Los pacientes en tratamiento ortodoncico pudieron ser evaluados durante más tiempo que los no tratados, los cuales luego de las cuatro ó cinco citas, al ver disminuidos los síntomas iniciales de dolor a la masticación, dolor en el cuello etc. Se alejaron de la consulta, solo 2 de ellos regresaron posteriormente debido a que extraviaron o rompieron la placa miorelajante.

A los pacientes se les recomendó la interconsulta con un médico especialista en neurología para el estudio y tratamiento más profundo de su enfermedad, al igual se les sugirió modificar sus rutinas de vida, hacia la ejercitación corporal con ejercicios de bajo impacto.

RESULTADOS
Luego de la instalación de la placa miorelajante en los pacientes sin aparatos de ortodoncia, se observó que luego del segundo día los síntomas referidos a dolor facial, dolor articular, dolor de cabeza, dolor de cuello y parte alta de la espalda, disminuyeron sensiblemente, en los pacientes con ortodoncia, el dolor dentario y la sensación de cansancio en los músculos de la masticación disminuyó después de 4 ó 5 días.

A los quince días ambos grupos de pacientes manifestaron un franco alivio de la sintomatología inicial.

En controles posteriores a los 30 y 45 días en 10 de los pacientes los síntomas estaban estables, no hubo agudización de los procesos dolorosos, solo 2 de ellos presentaron molestias o dolores de cabeza frecuentes, coincidiendo con el extravió o rotura por perforación de la placa.

DISCUSION
Los resultados de la investigación demuestran que una anamnesis adecuada puede ayudar al Odontólogo y de manera especial al Ortodoncista y al oclusionista a detectar la Fibromialgia en pacientes que habitualmente eran tratados como pacientes con disfunciones de la ATM o pacientes con diagnósticos imprecisos y sintomatología afín al dolor miofacial o a los trastornos de ATM

El uso de la placa miorelajante funciona como coadyuvante en la disminución del dolor facial, de los maxilares y de la zona cervical (cuello y espalda)

Es importante el enfoque multidisciplinario de la enfermedad tanto para su detección como para su tratamiento y el mantenimiento del paciente.

ANEXO 1
Estimado Paciente:

El siguiente cuestionario esta destinado a recabar información que permita orientarnos en el diagnóstico de los posibles orígenes de sus problemas de dolor en cara y cuello, agradecemos su información, la cual será de carácter estrictamente confidencial, y solo será utilizada para evaluar sus dolencias y establecer estadísticas.



[1] http://www.fisterra.com/guias2/fibromialgia.htm, consulta 17/04/2002.

[2] Sociedad Española de Reumatologia, páginas para pacientes, Fibromialgia, obtenible en: http://www.ser.es/pacientes/fibromialgia.html consulta: 22/04/2002

[3] Soriano S. E. Gelado F. MJ, Girona B. MR. Fibromialgia: un diagnóstico cenicienta. Aten Primaria, Octubre 2000; 26: 415-418

[4] Graell J. Europa Press 23/05/2000 información obtenible en: http://www.fibromialgia-fm.com/Archivos/Principal/Articulos/90xciento.htm consulta 12/11/2001

[5] Castillo H. R.; Grau A. R.; Caravia M.F. Asociación de las variables oclusales y la ansiedad con la disfunción temporomandibular. Revista Cubana de Ortodoncia. Enero – Julio 1995.

[6] Hirschhaut M. 1998, Desordenes temporomandibulares y dolor facial crónico Acta Odont.Venez vol. 36 Nº 3

[7] Hernandez A.C.E.; Henandez A.M.C; Perera L.R. Síndrome doloroso miofacial obtenible en: http://www.odontologia.com.mx/articulos/Dr_Perera/dolor_miofacial.htm consulta: 30/04/2002

[8] Diaz F. J.M. 1996 Síndrome de dolor miofacial de cabeza y cuello. II parte Caracterización gráfica. Rev Cubana Estomatol; 33(2)

[9] Fukuda K, Straus SE, Hickie I, Sharpe MC, Dobbins JG, Komaroff A, and the International Chronic Fatigue Syndrome Study Group. 1994 The chronic fatigue syndrome: a comprehensive approach to its definition and study. Ann Intern Med.;121:953-959.

[10] Gonzalez C. F. Fibromialgia, http://www.intersalud.net/paginas/Fibromialgia.htm Consulta 15/04/2002

[11] Grupo de trabajo en Fibromialgia. Fibromialgia como síndrome de dolor crónico. Obtenible en: http://fibromialgia.uhm.es/fibrom/qf.htm consulta: 17/02/2002.

[12] Ballina, G.F.J., Martín, L.P., Iglesias, G.A., Hernández, M.R. y Cueto, E.A. (1995). La Fibromialgia. Revisión clínica. Revista Clínica Española., 195, 326-334.

[13] McCain, G.A. (1996). A cost-effective approach to the diagnosis and treatment of Fibromyalgia. Rheumatism Disease Clinical North American; 22, 323-349.

[14] Pastor M.M.;Rodríguez M. J.; Lopez R.S.; Sanchez S.; Perol M.C.; Martín-Aragon M.; Lledó A.; Pons N. La Fibromialgia como síndrome de dolor crónico, obtenible en: http://fibromialgia.umh.es/Fibrom/qf.htm consulta: 12/04/2002

[15] Fibromialgia, obtenible en: http://www.egalenia.com/ega/es_76.htm consulta: 23/03/2002

[16] Asociación de la fibromialgia de la Comunidad de Madrid. http://www.afibrom.org/ consulta 23/03/2002

[17] National Fibromyalgia Research Association, http://www.myalgia.com/ consulta : 25/03/2002

[18] The Chronic Fatigue and Immune Dysfunction Syndrome Association of America http://www.cfids.org consulta: 25/03/2002

[19] Shankland D TMJ Headaches Dentistry Diseases and Disorders Books Fibromyalgia neuralgia pain obtenible en: http://www.drshankland.com/fibro.html consulta 23/04/2002

[20] American Academy of family Phisicians Fibromialgia: lo que es y cómo se controla. Obtenible en: http://www.familydoctor.org/spanish/e070.html consulta 22/04/2002

[21] Canoso J.J. ; 1999 Dolor músculo esquelético en las extremidades: Diagnóstico diferencial para médicos de atención primaria. Boletín Panlar vol. 9 Nº 1

[22] Doherty M. Jones A. ; 1995 Fibromyalgia Syndrome British Medical Journal, vol. 310, pp 386-389.

[23] Fibromyalgia Network,Diagnostic Criteria for Fibromyalgia and CFS, Fibromyalgia syndrome (FMS) obtenible en: http://www.fmnetnews.com/pages/criteria.html consulta 28/08/2000

[24] Don L. Goldenberg 1999, Fibromyalgia Syndrome a Decade Later What Have We Learned? Arch Intern Med.;159:777-785

[25] Fibromyalgia Network, Fibromyalgia basics- symptoms, tratments and research obtenible en: http://www.fmnetnews.com/pages/basics.html consulta 28/08/2000

[26] Hathaway K. 1997. Valoración y tratamiento de los comporamientos maladaptativos de los aspectos psicológicos de los pacientes con trastornos temporomandibulares. Clínicas Odontológicas de Norteamérica vol. 2, pp. 395-412 Mc Graw-Hill Interamericana, México.

[27] Leavitt F; Katz R. S.; Mills M.; Heard A. R. Cognitive and Dissociative Manifestations in Fibromyalgia J Clin Rheumatol 2002;8:77-84

[28] Barclay L. GH Response to Exercise Impaired in Fibromyalgia, MedscapeWire, obtenible en: http://www.medscape.com/viewarticle/433093 Consulta 12 Mayo 2002

[29] Aaron LA, Burke MM, Buchwald D. 2000 Overlapping conditions among patients with chronic fatigue syndrome, fibromyalgia, and temporomandibular disorder. Arch Intern Med.;160:221-227.

[30] Hooker R. S. Where Are the Tender Points in Fibromyalgia? Obtenible en: http://www.medscape.com/viewarticle/412509 consulta: 18/06/2001

[31] Leonard H. Sigal, MD; David J. Chang, MD; Victor Sloan, 1998; 18 Tender Points and the 18-Wheeler Sign: Clues to the Diagnosis of Fibromyalgia JAMA / volume:279 (page: 434)

[32] Hernández P.; García G.; Akras N.; Azpurua A.; Hernández J.; Hernández D.2001, Puntos de Gatillo. Acta Odont. Venez. Vol39 Nº 1

[33] Bailey D. 1997 Trastornos del sueño, Revisión y relación con el dolor orofacial , Clínicas Odontológicas de Norteamérica vol. 2,.pp. 211-236 Mc Graw-Hill Interamericana, México

[34] Heir G. 1997 Diferenciación del dolor orofacial dependiente de la enfermedad de Lyme de otros trastornos dentales y dolores faciales. Clínicas Odontológicas de Norteamérica vol. 2,. pp. 275-294 Mc Graw-Hill Interamericana, México.

[35] Marshall J.A. y Mahanna G.K. 1997 El cáncer en el diagnóstico diferencial del dolor orofacial. Clínicas Odontológicas de Norteamérica vol. 2,.pp. 413-425 Mc Graw-Hill Interamericana, México.

[36] Auvenshine R.C. 1997 Psiconeuroimunología y su relación con el diagnóstico diferencial de los trastornos temporomandibulares. Clínicas Odontológicas de Norteamérica vol. 2,.pp. 319-340 Mc Graw-Hill Interamericana, México.

[37] Instituto de Neurología y Neurociencias aplicadas, material informativo para los pacientes: ¿Qué es la Fibromialgia? Caracas 2002.

[38] Karjalainen K, Malmivaara A, van Tulder M, Roine R, Jauhiainen M, Hurri H, Koes B Multidisciplinary rehabilitation for fibromyalgia and musculoskeletal pain in working age adults. The Cochrane Library, 1, 2002. Oxford: Update Software. obtenible en : http://www.medscape.com/viewarticle/422467 consulta : Abril 2002

[39] Field T; l Diego M.; Cullen C.;. Hernandez-Reif M; Sunshine W.; Douglas S. 2002 Fibromyalgia Pain and Substance P Decrease and Sleep Improves After Massage Therapy J Clin Rheumatol.;8(2)

[40] James A. Blumenthal, Michael A. Babyak,; Kathleen A. Moore; W. Edward Craighead; Steve Herman; Parinda Khatri; Robert Waugh; Melissa A. Napolitano; Leslie M. Forman; Mark Appelbaum; P. Murali Doraiswamy; K. Ranga Krishnan, 1999; Effects of Exercise Training on Older Patients With Major Depression. Archives of Internal Medicine / volume:159 pp.: 2349

[41] El Manual Merck de diagnóstico y terapéutica, 1997, 9ª edición, reimpresión pp. 1524-1526. Harcourt Brace, Madrid;

[42] Starlanyl D. J. and Copeland M.E. Medications for Fibromyalgia and Myofascial Pain from Fibromyalgia and Chronic Myosfascial Pain: A survival Manual 2º ed. Australian version obtenible en : http://www.masmith.inspired.net.au/docs/fm_meds.htm consulta: 28/02/2002

[43] Stephen M. Salerno, ; Robert Browning, ; Jeffrey L. Jackson, 2002 The Effect of Antidepressant Treatment on Chronic Back Pain: A Meta-analysis Archives of Internal Medicine / volume:162 (page: 19)

[44] Vanderheage L 2002.. Fibromialgia: the invisible illness. Healtly Immunity Digest.. pp. 1, 2 March Canada.

[45] Teitelbaum J. 2002 Combat Chronic fatigue & Fibromialgia, Greatlife pp. 36-39 March.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 40 Nº 2 / 2002 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela