Casos Clínicos

Elaboración de prótesis unitarias fundidas sobre retenedores de prótesis parciales removibles - Caso Clínico

Celia Marisa Rizzatti-Barbosa***; André Roberto Sette Arana**; Altalir Antoninha Del Bel-Curry***; Renata Cunha Matheus Rodrigues Garcia***; Jarmil Roberto Pompemayer Lopes*

RESUMEN

Frecuentemente, restauraciones indirectas se fracturan o se dislocan necesitando una reposición. La dificultad de reposición se encuentra cuando sobre estos hay un retenedor de una prótesis parcial removible. En este artículo, los autores describen una técnica para la confección de una nueva corona total sin confeccionar nuevamente la prótesis parcial removible para un paciente que, por razones económicas, no podía pagar los costos de una nueva prótesis.

Palabras clave: Corona total fundida, Prótesis Parcial Removible, Rehabilitación.

ABSTRACT

Corona total fundida, Prótesis Parcial Removible, Rehabilitación.

Key words: Crown, Removable Partial, Rehabilitation.


*** Departamento de Prótesis y Periodoncia (Area de Prótesis Parcial Removible) de la Facultad de Odontología de la Universidad Estadal de Campinas(UNICAMP) - Av. Limeira, 901 - Bairro Areião - CEP 134014.018 - Paracicaba -Brasil

** postgraduado en Clínica Odontológica

* Odontólogo

INTRODUCION Y REVISION DE LA LITERATURA

Son relativamente frecuentes los casos clínicos en los cuales existe la necesidad de confeccionar elementos metálicos fundidos sobre los dientes soporte de Prótesis Parcial Removible (P.P.R.), comprometidos por carie, falla o fractura de la Corona y de la restauración.

En esos casos, se toma eminente no sólo la protección del dente`de"una posible fractura o envolvimiento pulpar, como también recomponer la retención y soporte para la PPR.

Siendo así, debemos confeccionar primeramente la corona y secuencialmente la prótesis, sin embargo, a veces no podemos seguir esta práctica por diversas razones como por ejemplo las condiciones económicas del paciente.

Antes de escoger la técnica a ser empleada en la fabricación de la nueva corona, debemos avaluar el caso para poder obtener un pronóstico de la situación y entonces analizar la vialidad de su confección.

KAIHL, 1963, cita factores importantes a ser evaluados durante el planeamiento de este tipo de intervención, como:

  • Exámenes radiográficos;
  • Modelos de estudio con y sin la prótesis posicionada;
  • Indicación correcta de restauraciones fundidas;
  • Necesidad de rebasamiento de la prótesis.

WARNICK, 1970, también afirmó que se precisa evaluar otros factores para poder tener éxito en el tratamiento. Estos factores son:

  • Edad y condición de la prótesis.
  • Condición periodontal de las estructuras de soporte.
  • Diseño de las prótesis.
  • Número de soportes comprometidos.
  • Demanda estética.
  • Satisfacción del paciente.
  • Y principalmente, condición financiera del paciente.

Observamos en la literatura algunos artículos que relatan técnicas para solucionar estos problemas. Básicamente estos métodos versan sobre tres técnicas básicas, pudiendo ser clasificadas en:

  • Técnica directa;
  • Técnica indirecta;
  • Técnica mixta o directa/indirecta.

EWING, en 1965, atribuye a la acción abrasiva de los ganchos la necesidad de tener que construir frecuentemente una corona total sobre una prótesis removible preexistente. Preconiza una técnica directa en la cual utiliza un metal de baja fusión, como el cadmio, que posee características como suficiente dureza y ductilidad para ser trabajado manualmente. Su técnica se basa en la selección por medio de un espesímetro, del tamaño ideal de la corona y cuidadosa adaptación de esta corona en el diente soporte preparado. Luego, se realiza el rebasamiento de la pieza con cera y su fundición.

WARNICK, en 1970, propuso la confección de este tipo de trabajo, por medio de una técnica indirecta, en la cual preparaba el diente, posicionaba la PPR en la boca, y utilizaba un casquete, primero para tomar impresión con material leve, para después hacerlo con material pesado, vaciaba el modelo con la prótesis en posición y enviaba al laboratorio donde la corona seria confeccionada teniendo como parámetro el posicionamiento de la PPR sobre el modelo.

Otro autor a defender la técnica indirecta fue, HILL 5 en 1977, quien de forma semejante a WARNICK, 1970, propuso básicamente los mismos pasos. Se toma una impresión previa de los arcos dentales de los pacientes con la prótesis removible en posición, y después de tomada la impresión, no es removida del molde. Después de preparar el diente a ser restaurado, el material de impresión es inyectado en la preparación con una jeringa para impresión y la cubeta es reposicionada con el molde obtenido previamente. El conjunto es removido de la boca y mandado al laboratorio junto con la prótesis.

HANSEN, mas recientemente en 1994, afirmó que el aspecto más difícil de la confección de una nueva corona en función de una prótesis removible ya existente, es el de mantener el gancho en una buena relación con el diente soporte preparado en cuanto se realiza la impresión. Según el autor, durante la toma de impresión, la prótesis tiene una tendencia a dislocarse, distorsionando el modelo, que será construido en una condición irreal. Su técnica indirecta preconiza la confección de una especie de "guía de transferencia" hecha en resina dura-lay. La cual, después de preparado el diente soporte y asentamiento de la prótesis en al boca, debe cubrir parte del gancho de la prótesis y la superficie oclusal del diente soporte preparado, para proceder a la toma de impresión. La prótesis es entonces retirada del molde, y después del vaciado del yeso, será nuevamente posicionada sobre el modelo para verificar su ocurre su completo asentamiento.

Sin embargo, la gran mayoría de los artículos relacionados a este asunto, describen una técnica mixta de confección.

KAHL, en 1963, propuso que, después de la preparación del diente soporte, la prótesis se posicionara en la boca y entonces seria realizada la toma de impresión. Después de obtener el molde, antes de vaciar el modelo, se retira la prótesis y apenas el modelo se envía al laboratorio.

THURGOOD, en 1973, describe un método en el cual, después de preparar el diente, se posiciona la prótesis en la boca y con la ayuda de un pincel, se llena la superficie de la preparación y la parte interna del gancho. Luego, el conjunto se retira de la boca y se toma impresión del gancho en dura-lay. Se observa la correlación entre el procedimiento de laboratorio y el clínico y se ajusta al término de la infraestructura de dura-lay. El conjunto se envía al Laboratorio, para su posterior fundición.

LUBOVICH, en 1977, propuso para su técnica, la elaboración de un modelo directo/indirecto, con a utilización de un padrón dura-lay/cera, que tendría una infraestructura en resina dura-lay recubriendo la preparación del diente. Sobre este, se concluye el contorno de la anatomía del diente en cera visando la obtención de una correcta relación del gancho con el diente preparado.

SAMANI, en 1979, describe una técnica en tres sesiones:

  1. Preparación del diente y confección de la corona provisional;
  2. Confección de un patrón en dura-lay asentado sobre el diente. Se calienta la prótesis apenas en la región del gancho y se la pone en posición. Este procedimiento se repite algunas veces hasta que un contorno propio y una buena relación del gancho con el diente sean obtenidos. Seguidamente la muestra se envía al laboratorio;
  3. Cementación de la corona definitiva.

CULPEPPER, EN 1979, preconiza primeramente tomar impresión del arco a ser preparado y posteriormente asentar la prótesis sobre el modelo. En el modelo se confeccionan un coping con resina autopolimerizable a un milímetro antes del término de la preparación y se lleva a la boca completamente ajustado. La prótesis se lleva a la boca donde se aplica resina bien fluida entre el coping y toda la superficie interna del gancho. Después de la polimerización se retiran las dos piezas de la boca y con cuidado, se retiran los excesos. El coping se lleva nuevamente a la boca y se concluye su contorno externo con cera para su posterior fundición.

GUILLEN, en 1992, propuso una técnica mixta que permitiese la construcción de una corona metal-cerámica, donde, con la corona ya fundida y con espacio para la porcelana, se toma la impresión de la corona y la prótesis en posición. Se manda al laboratorio el conjunto para la aplicación de la porcelana. En la siguiente sesión, la faceta se ajusta y la pieza cerámica se envía nuevamente al laboratorio para el glaseado.

DESCRIPCION DEL CASO

Paciente M. F. S., de sexo femenino, 35 años, atendida en la Clínica de Graduación de la Facultad de Odontología de Piracicaba, rehabilitada por Prótesis Removible (P.P.R.) en buen estado de conservación, presentaba las coronas de los dientes 14,23 y 24 parcialmente destruidas.

Después de un análisis cuidadoso del caso, fue indicada la realización de apenas una restauración fundida en el elemento 14, en cuanto que para los dientes 23 y 24 fue indicada restauración directa por medio de pines intra-radiculares y resina compuesta.

Realizados el examen clínico y su diagnóstico, se procedió a la ejecución de los procedimientos clínicos, utilizando una técnica idealizada por los autores, previniendo la necesidad de confeccionar una nueva prótesis unitaria cuando ya había sido instalada una Prótesis Parcial Removible.

Esta técnica contempla los siguientes pasos:

  1. Preparación del diente para ser restaurado, toma impresión del hemi-arco con alginato y confección de la prótesis unitaria provisional.
  2. Sobre el diente a ser restaurado, en el modelo, elaborar una corona en acrílico internamente en dura-lay y completar su anatomía externa con cera para incrustaciones.
  3. Posicionar el patrón dura-lay/cera sobre el diente, e investigar los aspectos relacionados a la adaptación cervical, término de la preparación, relación con los antagonistas, análisis de su ángulo de convergencia gingival y oclusión.
  4. Calentar el gancho de la P.P.R. que corresponde a este diente con o auxilio de una lampara a alcohol y llevar a la boca del paciente, teniendo o cuidado para no causar daños al paciente por la estructura metálica excesivamente caliente.
  5. Posicionar adecuadamente la P.P.R., cuidando de adaptar bien el gancho sobre la corona tallada en cera. El gancho calentado irá a esculpir los nichos y la posición correspondiente al brazo de oposición.
  6. Para el brazo de retención, se determina la posición de la punta retentiva del gancho se esculpe su nicho y determina la región donde será colocada la faceta estética.
  7. Inmediatamente después, el trabajo se envía al laboratorio para fundición de la prótesis unitaria.
  8. Durante su prueba clínica y verificado si lo que fue establecido en cera se mantuvo después de la fundición.
  9. La corona se envía al laboratorio para que sea confeccionada la faceta estética.
  10. Después de su cementado, la P.P.R. es instalada y el paciente es evaluado periódicamente.

CONCLUSIONES

Son innumerables las ventajas de la utilización de una técnica mixta por medio de un patrón dura lay /cera, cuando necesitamos reconstruir por medio de una prótesis unitaria, una corona dental retentora de P.P.R.

  1. Permite mantener la prótesis en la boca del paciente durante la confección de la nueva corona. Este aspecto es especialmente positivo en casos de clase IV de Kennedy cuando existe un comportamiento estético, hecho que no es posible en la utilización de la técnica indirecta.
  2. Es un método rápido, fácil, directo y preciso de confección, posibilitado una precisión en la transferencia del coping, diferentemente de la técnica directa donde es necesario un precalentamiento de la corona al 1150º C por 10 minutos.
  3. El mecánico pasa a tener líneas guías claras, en un modelo sólido para visualizar áreas criticas de contorno, posibilitando una escultura más cuidadosa para la corona, resultando una mejor adaptación cervical.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. CULPEPPER, W.D., MOULTON, P,S. Restoration of a crown to an existing removible partial denture clasp. J. Prosth. Den., 1979.
  2. EWING, J. E. The constructions of accurate full crown restoration for an existing clasp by using a direct metal pattern technique. J. Prosth. Dent., v. 15, n 5, p 889-898. Sep, 1965.
  3. GUILLEN, G.E., STAFFANOU, R.S. Remake of a porcelain veneer facing after construction of a removible partial denture. J. Prosth. DENT., V,67, N4, P. 574-575, apr, 1994.
  4. HANSEN, C.A., RUSSELL, M.M. Making a crown to fit accurately under an existing removible partial denture clasp assembly. J. Prosth. DENT., V.71, N.2, P.200-208, Feb., 1994.
  5. HILL, G.M. Construction of a crown to a crown to fit a removible partial denture clasp. J. Prosth. DENT., v.38, n.2, p.220-228, Aug, 1977.
  6. KAHL, R.E. A cast restoration to fit an existing partial denture. Dent. Dig., p.250-253, June, 1963.
  7. LOBOVICH, R. P., PETERSON, T. The Fabrication of a ceramic-metal crown to fit an existing removible partial denture clasp. J. Prosth. Dent., v.37, n.6, p.610-614, June, 1977.
  8. SAMANI, S. 1. A., Álick, S.A. A new crown for an existing removible partial prosthesis. Quintes. Int., n.4, p.35-40, Apr,1979.
  9. THURGOOD, B.W., THAYER, K.E., LEE, R.E. Complete crown constructed for and existing partial denture. J. Prosth. Dent ., v.29, n.5, p.507-512, May, 1973.
  10. WARNICK, M.E. Cast crown restoration of a badly involved abutment to fit an existing removible partial denture. Dent. Clin. N.Am., v.14,n.3, p.631-644, July, 1970.